Vota por MESSIERAL en los premios 20 Blogs de La Blogoteca

Es un gusto saludarlos e informarles que messieral.com está participando en los premios 20 blogs. Si es del agrado de ustedes este sitio web y tienen cinco minutos libres aquí les dejo las maneras en las que pueden votar:

  1. Si ya son miembros de lablogoteca.20blogs.com en el buscador podrán buscar directamente “messieral” y encontrarán mi sitio para poder votar.
    1
  2. He colocado un widget en la barra lateral de la página principal de messieral.com. Desde allí podrán acceder a la votación.
    2

En cualquiera de los dos casos tendrán que estar registrados o registrase en la página de la blogoteca, que no llevará más de un minuto.

De ante mano les agradezco por leerme y por estar, si pueden tomar el tiempo para votar también se los agradezco. Éxitos y bendiciones a todos y todas.

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de febrero de 2,017

De Principio a Tantos Años

Por un minuto en la apertura de tus labios,
por un instante en la piel de tus palabras
ha existido quien intente dar la vida
pero de intentos no estoy muy convencido y por eso la doy…

Por un minuto en la intimidad de tus antojos,
por un instante en el ayer que prometías
he surcado más veces las playas de tu espalda
que un velero al corazón de cada herida.

Vivo tan jodidamente enamorado de ti
que respirar es necesario sólo para verte,
vivo motivado a encontrar respuestas en el porvenir
si a cambio de vacío puedo lograr contenerte;
estás hecha de la misma materia que conforma los milagros
y el primero de ellos es tenerme junto a ti… De principio a tantos años…

Vivo tan hermosamente enamorado de ti
que respirar es necesario sólo para amarte,
vivo tan caóticamente enamorado de ti
que mi fin es nunca más dejar de respirarte…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de febrero de 2,017

Abscisas

Con su mirar de niña
la encontré,
siendo tan sólo
un joven de cometas;
con su primer sonrisa recité
dentro del corazón versos de estrellas
y su caricia suave de inocencia
me hizo más feliz el tiempo en su presencia.

Con su mirar sin prisas
la solté,
siendo tan sólo
un explorador de abscisas;
con su última nube naufragué
dentro de un mar lleno de sus ausencias
y ahora cada vez, en cada orilla, en cada playa
aún nombro con sus letras a la tarde que, sin ella, se desmaya…

Y te puedo jurar
que nunca volví a ver a alguien más bella,
te puedo asegurar
que no habrá jamás una niña como aquella.

Pálidos labios para mi noche triste,
misma en la que sonrío al recordarla,
amor de la piel de un milagro transparente
y una lagrimíta tonta inundando mi avenida…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de febrero de 2,017

El Dulce Nombre del Príncipe de Brent

Donde dos gigantes
imponen su excelsitud,
se recuerda por las noches
al heredero de la magia azul;
tan bien sentía la ilusión
que la razón era solamente maldición.

A sus amantes nunca reveló
ni su nombre, ni su origen;
«Es tan dulce el nombre que yo soy
que podría matarte en un instante»,
«Así que a tus preguntas no habrá respuestas
y las calles pisarás aunque falten aceras».

Pero una vez un hada hermosa de la vida,
a bien o a mal, tuvo la esperanza
de descifrar su nombre real, su origen
y esquivó las trampas de aquel silente príncipe,
sorteó dragones y mil suertes de perdices,
para encontrarlo, pero ni siquiera se acercó.

Le besaba los labios e intentaba
robarle un trocito del alma,
lo único que conseguía era soledad
y sobre aquella soledad un antifaz
que la mantenía a la distancia apropiada
para ver que un cisne falleciera sin proezas temerarias.

A sus amantes, tampoco a ella, reveló
ni su nombre, ni su origen;
«Es tan dulce el nombre que yo soy
que podría matarte en un instante»,
«Así que a tus preguntas no habrá respuestas
y las calles pisarás aunque se desvanezcan mis tristezas…»

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 22 de febrero de 2,017

En Todo Cuanto Aún Es Bello

Por un millardo de seres
cuántos inviernos pagó el dolor,
será una angustia recurrente
la que desarma el universo o soy yo…

Canción del metro,
aliento hermoso
de la misma resignación;
calles de dudas,
ruinas que estudias
para poder olvidarlas.

Es así, como la jornada
se lanza del puente
más alto de toda la sabana;
es así, como la tristeza
se va por añadidura
dibujando sobre tu cara.

Sigue los pasos
de un mal conocido,
olvida el rastro
del bien que es lo mismo;
si este universo no funciona
descubriremos más en otras zonas;
habrá que mudar nuestra esperanza
a una zona habitable de centro desconocido,
habrá que mudar nuestra humana inconstancia
a ese nuevo horizonte llamado Trappist-1.

Duérmete pequeño,
la pesadilla es tan sólo el comienzo,
será un hecho que invadiremos
las nuevas tierras al terminar con el hogar nuestro;
despiértate guerrero,
el sueño de pastillas es un mal consejero,
el cambio empieza en tus pasos,
en tus manos y en todo cuanto aún es bello…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de  Guatemala 22 de febrero de 2,017

Profecía

Puntual,
cesará la vida
cuando los territorios
de la muerte, que en mí duermen,
se despierten del letargo;
brutal,
caerá la mano
de cada sueño roto
en respuesta a los querubes
que se olvidaron de mis andamios.

Profecía,
1,2,3…

Yo
mismo
quiero…

Siete besos de dragón
y un alma en pena
descansando en una acera
que parezca habitación.

Cuatro niñas tan felices
en la piel de un precipicio
que no da paso al vacío
y sí a cada milagro que les ofreciste.

Dos huesos de la saciedad,
humo experto en regresar
porque de apariencia nunca estuvo hecho el mar…

Puntual,
caerá la tarde en que te amé
sobre los hombros excelsos
de otra chica que me ame
y que entienda mis pasos;
brutal,
caerá la espada de los tristes
impotentes de hojalata
esperando que las lluvias grises
no cercenen cada poro de sus caras…

Profecía,
4,5,6…

Puedes ver
en tu colmena
la vida florecer…

Como yo
vi el milagro
en tus ojos
aquel marzo silente
en el que te besé.

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 21 de febrero de 2,017

Calabozo para un Nombre

Prisas de lavandería y un fernet
que jamás saboreé,
Noche Buena moribunda en la frontera,
dulce condena y lluvia entre mis letras
jugando siempre a la renovación.

Puede que el viento nos guíe tardenoches
hacia la misma estación
desde donde un iceberg nos vigila
con motivos de ocasión;
y sea por bien sacrilizado
o por un mal que nunca esperamos,
pero dicen que hay luces
imposibles de apagar.

Porque el trabajo de poeta no pagado
es lo que nos salva la vida,
lo que nos mantiene en ella;
júbilo hermoso de tinta indeleble,
público absorto ante el maestre
de una corrida que no ha sido nada clara,
de un rincón que se ocultaba en la mañana
y de un idilio con una dama prestada.

Puede que artesanos comprendan
el sentimiento de una voz,
que las alondras nos llenen de furia
los espejos del amor
y que arda en sus palabras la Noche Vieja
a la misma hora en que amanezca;
o que la muerte no nos quiera borrar la pena.

Verso perfecto, inconcluso,
postre de almendras y trenes,
cuentos para dejar de dormir
y un calabozo en el que ocultar tu nombre…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 21 de febrero de 2,017

¡messieral.com Supera las 30,000+ Visitas!

Como bien saben, quienes siguen este sitio desde hace algún tiempo, cada 5,000 visitas tengo la costumbre de crear una entrada en agradecimientos a, todos y todas, ustedes que visitan constantemente messieral.com. Así que esta vez no será la excepción.

Muchas gracias por todas sus visitas, por sus comentarios, por leerme, por hacer suyas mis letras. Gracias por todo el apoyo que siempre me brindan, porque es gracias a ustedes que, día con día, más personas se están uniendo a este sitio. Gracias por compartir las frases, las historias y los poemas que más les gustan en sus redes sociales; sin ustedes no sería posible crecer con tantas ganas.

No olviden que también me pueden acompañar a través de las distintas redes sociales y estaré encantado de estar en contacto con ustedes por esas vías también.

Deseo que se encuentren muy bien, les deseo muchos éxitos y bendiciones para, todos y todas, ustedes que siempre me leen. Muchas gracias por estar.

©®MESSIERAL |messieral.com
Ciudad de Guatemala 20 de febrero de 2,017

Toda Voluntad

Como un radical
libre al rededor,
una espiral
multicanción;
podré remar
contra toda voluntad
y mi fatídico viaje
de incuestionable libertad.

Porque hubo veces
en que invencible
llegué a rozar la paz
y cuando más cerca estuve
de alcanzar el momento, y el lugar,
pudo más el afán imprevisto;
¿Será que me he empezado a acostumbrar
a las cosas que escribo?

No visitaré tu tumba
ni siquiera cuando más te extrañe,
no es cuestión de rebeldía inoportuna,
son cosas que, en el alma, uno ya trae.

Resumiré con mi vida
la fiebre de la verde amenaza,
consentiré en la esperanza
cualquiera de tus hazañas;
me encontrarás cantando
en la misma ciudad sin prisas,
me leerás en el mismo escenario
y a la misma hora, en la misma vida…

Porque hubo veces
en que indestructible
llegué a rozarte de más
y cuando más cerca de ti estuve
apareció con furia el huracán,
pudo más su fuerza que nuestro brillo;
¿Será que me he empezado a acostumbrar
a las cosas que vivo?

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 20 de febrero de 2,017 

Supongamos que Hablo de ti

Supongamos que hablo de ti,
de tus colores, de tus menguantes,
del equilibrio que perdí
frente a tus pupilas aquella tarde.

Supongamos que hablo de ti,
aunque no hable y me limite a contemplarte,
supongamos que mis heridas sanan
con el placer de las ciudades,
que es primavera y no una antología
del pudor que ha herido a tu guerrilla
cada nuevo espejo
que refleja tu duelo…

Supongamos que eres de mí,
que por completo soy de ti,
que como cobarde no llegué muy lejos;
y que aún tu espalda es cenicero
del mismo vicio que ahora niego.

Supongamos que siempre te he amado,
que nunca amaste a ningún otro ser humano,
supongamos que somos perfectos dibujando
los caminos futuros en los que hoy nos encontramos.

Supongamos que hablo de ti,
que no es muy tarde,
que la bebida no se enfrío en aquel barril,
que es vino seco de rescate
cada paso que te perdió lejos de mí.

Supongamos que eres de mí,
que por completo soy de ti,
que aún el sol recuerda nuestro abril;
supongamos que aquella vez
frente al mismo altar, de miel,
yo me atreví a decirte sí…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de febrero de 2,017