Contra todo pronóstico conseguimos cambiar el universo por unos días, los que duró aquel verano; desde entonces, las mareas ignoran los imposibles y eternizan los amores fugaces que nadie prescribe.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de enero de 2,019

Cada vez que escribo un poema, simbólicamente abro una ventana desde mi conciencia hacia el exterior, y aunque a veces retrato mis experiencias personales o situaciones diarias en los versos que voy creando; en realidad, cada párrafo está destinado a quienes me leen, a sus experiencias y a sus situaciones, a sus tristezas y alegrías, a sus verdades y mentiras, a sus pecados y bondades.

En mi opinión, cuando uno de mis poemas conecta con el alma y la energía de uno de mis lectores o lectoras, es cuando más sentido tiene lo que tanto amo hacer.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de enero de 2,019

Cielo Persa

Cielo noche, persa y volcánico,
zaguán prehistórico de la verdad;
cielo calle, llama e inmunidad,
gesto abyecto, grito telúrico.

Cielo norte, presa y cantábrico,
desván de un día sin intensidad;
cielo clave, irresponsabilidad,
mal desértico, porte acústico.

Cielo pobre, persa prehispánico,
galimatías, nórdica libertad
y un acorde mayor ingrávido.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de enero de 2,019

No Será

Caminaría tomado de tu mano
por las avenidas de tu infancia,
te besaría los labios, amando
cada una de tus tácticas,
y aprendería a estar desprotegido
sobre el lienzo de tu piel catártica.

Caminaría admirando tu canto
por las avenidas de tu gracia,
te besaría los labios, soñando
con cada una de tus árticas
condiciones de ser humano,
de tus mágicas condiciones de maga.

Pero eso no sucederá,
no podré estar contigo;
en esta vida no será,
aunque te lleve en mis latidos
y tu boca no contenga
el suspiro que te nace con ahínco.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de enero de 2,019

¡Nunca Más!

Enséñame a sonreír
como lo haces tú
ante la adversidad;
enséñame a ser feliz
sin importar que el azul
de los cielos nos grite fuerte: ¡Nunca más!.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de enero de 2,019

Te dirán mil y cien veces que no te quise y que por eso me fui; te dirán mil y cien veces que no te adoré y que por eso me perdí; pero ellos no saben que mil y cien veces te demostré que mi amor por ti no tiene fin.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de enero de 2,019

Tantas Veces tu Nombre

Anoté tantas veces tu nombre,
durante mi adolescencia,
en mis cuadernos de poemas;
que ahora cada verso que nace
de mis manos y mis venas
me hace recordarte.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de enero de 2,019