Rubí

Rubí descalzo sobre mi constelación,
tiene los bordes sombreados con buena intención
y el mar se postra a sus pies,
el sol le sueña otra vez…

Porque va dibujando despacio
sobre la acera que una vez conquisté
pétalos de muerte que descansan sobre mi dolor;
este dolor tan artístico y tan sombrío,
tan demacrado y tan puro cual don.

Rubí descalzo dentro de mi habitación,
tiene los años desnudos sin mala intención
y mi piel se postra a sus pies,
mi voz le canta otra vez…

Porque va dibujando silente
sobre la cama que con nadie quise compartir
diluvios de vida que despiertan al frágil amor;
este amor tan artístico y tan sombrío,
tan afortunado y tan puro como un Cabernet Sauvignon…

Rubí descalzo dentro de mi insatisfacción,
tiene excitados los labios y tanto temblor,
y la noche se postra a sus pies,
mi luz ilumina sus párpados de mujer.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 11 de enero de 2,018

Toda esta Poesía que Soy

Toda esta poesía que soy,
que te desnuda aunque no quieras
y que dibuja sobre tu cuerpo un dolor
que es el que yo sentí mientras la escribía;
me late tan fuerte en el pecho y en el sexo,
en la profunda reverberación de mi voz;
porque soy más de poema que de alma,
mucho más de poema que de honor.

Toda esta poesía que soy,
que te acentúa aunque no quieras
y que dibuja sobre tus pechos un amor
que es el que yo sentí mientras la escribía;
arde tan fuerte en mi enigmático candor,
en la profunda caricia del oxímoron;
porque soy más de poema que de calma,
mucho más de poema que de unción.

Y soy más de la palabra que de mí,
más de los martes y los jueves, en sus labios, que de ti;
y dirán que la vida no es sólo poesía, y tendrán mucha razón,
pero tampoco la vida estaría tan viva sin la poesía, y en eso yo tengo la razón.

Toda esta poesía que soy,
que te anuda aunque no quieras
y que dibuja sobre tu sexo una tentación
que es la que yo sentí mientras la escribía;
escribe tan fuerte en mi fantástico antagónico,
en lo más profundo de tantos poemas suicidas;
porque soy más de poema que de esperanza,
mucho más de poema, mucho más de canción…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 10 de enero de 2,018

Nieve

Si aún estuvieras aquí
y si los vuelos no se hubieran suspendido,
yo estaría bien
y este silencio aburrido no existiría.

Si aún estuvieras aquí
no tendrías tanto frío en la piel,
yo no tendría tanto miedo en el alma
y quizás podría recrear mi papel.

Pero estamos tan lejos
y el día trece aún no llega,
no entiendo de vivir sin tus manos
que son artistas de lunas nuevas;
pero estamos tan lejos
y retrasan tu vuelo una semana,
no entiendo de vivir sin tus besos
que son caricias de lunas llenas.

Si aún estuvieras aquí,
si toda aquella fortaleza
de cerveza cada lunes
a la luz de las gotas de arena…

Y si tu cuerpo ardiente
estuviera siendo cubierto
por el mío y no por tanta nieve…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 9 de enero de 2,018

Un Tiempo Mucho Mejor

Sobre la mesa tu peor intención,
arrepentimiento y poca condición;
cóctel de enseres desteñidos por tu depresión;
es muy tarde y no tenemos otra opción.

Se hizo tarde
porque las aceras no tienen memoria,
no para figuras transparentes
que han pecado de no hacer historia;
se hizo tarde
porque los malos besos no tienen memoria,
en su disgusto cada antiguo viernes
guarda la calma y olvida su paranoia.

Sin embargo recuerdo el colegio
como prueba milagrosa del amor,
sabe la memoria de tus labios
que aquello que vivimos fue enternecedor.

Ojalá que el tiempo regresara
a los instantes repletos de felicidad,
por que hubo un tiempo, te lo juro,
un tiempo mucho mejor…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 9 de enero de 2,018

Mi Viaje

Mi viaje empieza
en el último beso que te di
y continua
en cada uno de los anteriores de ese abril.

Y recordé
aquella calle iluminada
en la que la brillantez
la puso tu sonrisa enamorada.

No me olvidé
del sabor de ti,
ni de tus tardes
haciéndome tan feliz.

Perdurarán
en mi memoria un primer beso
y otro más,
como refugios para un mismo sueño;
desearán
mis labios tu grandeza e inocencia
esa que al final
me demuestra que sólo tú comprendiste mi secreto.

Mi viaje empieza
en el último beso que te di
y finaliza
en cada uno de los anteriores, en tu abril.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 9 de enero de 2,018

Parte de tu Dolor

Suena la porción
de la melodía más silente,
esa en la que no
existe otro universo que reviente.

Y te puedo mirar a los ojos
sin miedo a recuerdos hirientes,
te puedo cuidar los hombros
y a la vez nada prometerte.

Pero voy a ser parte de tu dolor,
esa parte que grita esperanza desde hoy.

Porque no todo está perdido
y aunque lo estuviera todo estará bien,
a veces el miedo es el peor enemigo,
con su absurdo modo de sobreentender.

Y te puedo mirar a los ojos
para hallar en el perdón un sol
capaz de iluminar el futuro
aunque todo acabe un poco peor…

Pero voy a ser parte de tu gran dolor,
esa parte que grita esperanza sin temor.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 7 de enero de 2,018

Veo a los Niños

Veo a los niños
quiero ser uno de ellos
y que algunos adultos por dignidad
no me mientan más.

Veo a los niños
quiero ser uno de ellos
y que algunos adultos por piedad
no me oculten la verdad.

Estar a merced de la deshonestidad,
convertir toda paz en guerra sin final;
armados para defendernos de todo
por ese eterno irrespeto a nuestra tranquilidad.

Estar a merced de la irresponsabilidad
convertir toda paz en batalla a punto de empezar;
armados para defendernos de todo
por este eterno miedo a perder la verdad.

Veo a los niños
quiero ser uno de ellos
y que algunos adultos por dignidad
no me mientan más…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 5 de enero de 2,017

Cita a Ciegas

Puedes hacer
lo que tú quieras,
todo aquello
que consideres peor.

Mi cita a ciegas es
con el demonio
y ante eso
no hay nada que temer.

Pero no olvides mi mirada,
esta mirada que es
la de un hombre
al que el mundo le falla.

No olvides mi mirada,
esta mirada que es
la de un hombre
al que tú y el mundo le dañan.

Pero no hay nada que lamentar
tú no sabes lo que es amor,
tú no sabes lo que es amar
por eso recurres al sabotaje
como viento a favor de tu paralaje.

Pero no hay nada que lamentar
tú no conoces el miedo,
tú no sabes lo que es extrañar
por eso te atreves a retar a la suerte
con un nuevo acto de mala intención.

Porque el miedo tiene los ojos del diablo
en las órbitas de su constelación
y muerde la piel de una forma eternamente cruel.

Y tiene el dolor unos gélidos llantos
que sabe como derramar sobre tu piel,
y sobre la fe; e incluso sobre tus años.

Pero ya no tengo miedo
cuando todos me abandonan
y la muerte ronda mi hogar;
tampoco ante el silencio
o el grito hijo de puta
de la soledad que comienza a desangrar.

Así que no olvides
mis ojos
que son los de un hombre
al que el mundo le daña.

Mis ojos que son
los de un hombre
al que tú y el mundo le fallan.

Mi cita a ciegas
es con el dolor que causa la muerte
y ante ello es posible que a nadie interese.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 5 de enero de 2,017

¡messieral.com Supera las 60,000+ Visitas!

Quiero agradecerles de corazón, este último día del año, por tanto apoyo y a la vez desearles que este 2,018 sea un año extraordinario para ustedes y sus familias. Este último mes del año ha sido particularmente complicado para mí, pero notar que a pesar de mis ausencias me continuaban leyendo me ha dado mucha fuerza para continuar.

Estamos cerrando este enigmático 2,017 con más de 60,200 visitas en mi sitio web y más de 1,800 seguidores entre WordPress y Redes Sociales.

A partir de mañana inicia una nueva etapa, conocerán nuevas secciones, nuevos proyectos y renovaciones en todas mis redes sociales, y por supuesto en mi sitio web.

Éxitos y bendiciones a todos y a todas, que lo pasen de lo mejor. Muchas gracias por siempre estar. ¡Hasta el año próximo!

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 31 de diciembre de 2,017

Para Este Final (Futuro Participio)

Para este final
conservaré la calma,
es mi hogar
cada acorde que me aleje
de toda esta tempestad
y del dolor que ahora se siente;
aunque también
vale reconocer
que estar ausente
ahora mismo no serviría de nada.

Para este principio
conservaré mi alma,
es mi necesidad
cada futuro que navegue
frente a mi voluntad
y a la casualidad
de un mejor presente;
lo haremos bien,
lo sé  porque
peor no se puede.

Y será la gran oportunidad
que hemos estado esperando,
será quizás un gran final
pero también un gran comienzo.

Para este final
nada mejor
que sólo recordar
los buenos tiempos;
para este principio
nada mejor
que incorporar
nuevos anhelos.

Lo que hasta ahora ha ocurrido
es tan sólo algo pequeño
que ahora administra mi futuro participio…

Para este final
conservaré la calma,
es mi libertad
cada acorde que me aleje
de la mediocridad de tanta gente;
aunque también
es justo reconocer
que aunque algo duela
nada es capaz de podernos detener.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 31 de diciembre de 2,017

Princesas

Tienes dos piernas princesas
y un gran amor por la luna llena,
la figura de un sueño desnudo
que siempre me alienta.

En tu centro un instante de paz,
un “no estoy tan contenta”
y en el retrato de tu andar
la precisión de un etcétera.

Me haces dudar
y necesito tiempo
para elegirte por sobre todas las cosas;
para elegirte por sobre todas las rosas.

Te llevo tan dentro de mí
que hasta parece que sonrío con tu boca…

Tienes dos manos princesas
y un amor intenso por la luna nueva,
la figura de un verbo desnudo
que siempre me espera.

En tu centro un oleaje de mar
un “estoy tan contenta”
y en el retrato de tu andar
millones de perlas…

Me haces asegurar
y necesito al viento
para escapar de todo junto a ti, en cada momento,
para escapar de todo junto a ti, lejos del invierno.

Te llevo tan dentro de mí
que hasta parece que escribo con tus letras…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de diciembre de 2,017

Acércate

Tanta vida hay en tu mirada,
tanta amistad que no perdura,
soledad después del intento
por acariciar la compañía de un anhelo;
si quieres saber algo de amor
acércate,
si quieres sanar ese dolor
atrévete…

Porque hay una canción
atrapada en mis labios
que quiere resurgir
para sanar tu alma gris
y quizás la poesía
nunca pueda ser bastante
pero un beso sí…

Acércate
que las fronteras son mentira,
acércate
que la belleza es mi mejor salida.

Tanta vida habita tu mirada
tantos amores de finales rotos,
tanta hermosura hay en tu palabra,
tanto cobijo entre tus brazos solos…

Voy a acariciar
tu alma con los brillos
de una mañana que jamás acaba;
voy a excitar
tus dulces memorias con el filo
de un futuro que reconstruya el alba.

Porque hay una canción
atrapada entre mis labios
que quiere coexistir
con tu recuerdo más feliz
y quizás la poesía
nunca pueda ser bastante
pero un beso sí…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de diciembre de 2,017

El Lado Roto de mi Ingravidez

No me quejaré
y haré todo lo posible
por mejorar esta versión
de lo que ahora soy.

No reprocharé
y haré todo lo que pueda
con el fin de recuperar
el brillo de ascender.

Libre entonces
de modas y clichés,
libre entonces
de rabias y porqués
me verás recuperar
el lado roto de mi niñez
que olvidé entre tanta pena.

No me burlaré
y haré todo lo posible
por mejorar esta canción
que ahora te doy.

No me cansaré
y haré todo lo que pueda
con el fin de recobrar
el brillo infinito de acertar.

Libre entonces
de tristezas y depresiones,
libre entonces
de soberbias y equivocaciones
me verás recuperar
el lado roto de mi ingravidez
que olvidé entre tanta guerra…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de diciembre de 2,017

Sabor Impar

En su despacho encerrado,
rezaba sin saber rezar,
guardaba un secreto cansado
y tartamudeaba sin poder hablar.

Su vida se echaba a los llantos
de los que su padre le quiso salvar,
cruel es la condena y el abrazo
con el que el dolor, a veces, nos hace pagar.

Sumido en su dulce tristeza
su espejo le miraba sin quererle mirar,
quizás sea de amalgamas la guerra,
quizás de maullidos el mar…

Pero si hay algo que es cierto
es que todo se paga antes de mudar,
no se agota la tinta de un tintero
si no se le ha escrito el punto final.

Habían transcurrido catorce años,
dos meses y tantos minutos con sabor impar,
desde que se enredó en los perjurios
que hicieron pedazos a toda una sociedad.

Sus amigos eran lo mejor, decía,
sus amigos le llevaban a gobernar
un país del cual él desconocía
hasta la más pequeña necesidad.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 8 de octubre de 2,017