Mundo Nuestro (Nuestro Mundo)

Vivo aquí, en un mundo nuestro, a través de una webcam te cuido mientras duermes, lo disfruto porque es algo temporal, algo que te recordaré hasta el cansancio cuando nuestras manos se cansen de todo, menos de entrelazarse entre sí, menos de los paseos por el jardín, menos del -Buenos días amor, es curioso que mi mano te siga buscando con el mismo miedo de que no estés, como en aquellos días cuando me escondías en tu cuarto y nos besábamos la piel.-

Vivo aquí contigo, sólo contigo, y quiero vivir siempre así, junto a ti, demostrándote al final de mis días respirando, que todo lo que dije era cierto, que sólo me gustabas tú, que mis besos ya eran para siempre solamente tuyos, y que mi cuerpo, y que mi amor, y que mi sexo, y que mi ternura, y que mi verdad, que no quise nunca a nadie más en mi vida, que nací ese día en el que sin necesidad de decirlo me dijiste -Sí, a todo sí-
Camino muy rápido, pero a tu lado he decidido ir siempre a tu ritmo, cuidarte siempre, ser sólo tuyo, aunque rebaje en diez de estatus el arrabal del gato que te conquista día con día, no importa, porque mi hogar lo he encontrado en ti, y el lugar más seguro entre tus brazos, y entre tus piernas, mientras la vida me bendiga con ese placer de inmortalidad, de resurrección de cada célula mía que quiere poseer a cada célula tuya…
Sé que desde ya, podemos estar seguros y vivir felices así, soltando todo pasado que no tuvo que ver con nosotros, en proceso de la eternidad de nuestro amor, no existió nadie más, no intentes ni siquiera recordar, porque al mínimo intento ahí estará la imagen y sensaciones de mi boca en tu cuello, mi mano entre tu ropa interior y mi corazón rendido a tus pasos, con las manos afiladas, pues eres mía, y lo has sido siempre, nacimos para encontrarnos, descubrirnos y amarnos siempre, y no hay cabida para mínimo recuerdo de tu pasado, y no hay recuerdo mínimo de mi pasado en mí, el único pasado que conozco es el de tu labio por mi piel, y ¡Vaya que ha pasado…!
Te amo como ni yo mismo sé que te amo, daría mi vida por ti, y hasta el último latido de mi corazón ten por cierto que estaré enamorado de ti y planeando la mejor de mis caras serias para enamorarte desde el cristal del traje de astillas, pero para eso queda mucho tiempo, y claro que sería más sexy largarnos juntos, como quiero que acostumbremos, incluso de esta vida, para juntos llegar a la que venga. (En ese caso ambos sabremos enamorarnos, porque estar serios y con los ojos cerrados ya nos ha enamorado, a ti de mi cuando me has visto dormir a tu lado, a mí de ti cuando te he visto dormir a mi lado) (¿Qué si habrá erección también? Bueno, lo intentaré…)
Si algún día llegas a dudar de si soy el indicado para ti, el mejor, sólo recuerda la vez en la que te pregunté si te hacía sentir cosquillas en el clítoris… Si dudas de lo que sientes, seguro no dudarás de las ganas que tienes de mi lengua en ti, así que vendrás a mí de todas formas y algo lindo haré ese mismo día o al siguiente para enamorarte de nuevo, para que vuelvas a despertar a ese amor que se distrajo, aunque si no lo dudas mejor, porque no pienso dejar de conquistarte y enamorarte nunca, como no quiero que dejes de hacerlo tú, y porque no vas a encontrar a nadie mejor, como sé que no existe para mí nadie mejor que tú. ( Y no pienso dejar de hacerte sentir esas cosquillas)
Tengo la experiencia de un gato sin soberbia, en esto de vivir, nula, la verdad es que ya no me ocupo tanto de preocuparme de las cosas sociales, culturales, vivenciales, gramaticales, políticas y pendejistas, yo vivo si usted respira cerquita mío pensando: -Que bien me besa y me hace el amor este loco, se nota que lo enloquezco, que le encanto y que por eso lo hace tan bien.- (Somos gatos, vale la soberbia en tarros)
Vale tanto que espero no se pierda la hermosa costumbre, ni se pierdan los mortales que fisgonean las redes sociales en busca de algo diferente, el hecho de que algunas de las frases de tus cartas y poemas vayan a dar a mis publicaciones, y que algunas de las frases de estas manos que te encienden con su voz, vayan a dar a tus publicaciones en redes sociales, al oxígeno acelerado en tu respiración, al sístole bravo de tu acelerado corazón, y por qué no, una que otra en húmedos besos bajo tu ropa interior.
Soy el hombre más afortunado de la existencia, nací demente, canalla, vago, vendedor de flores sin aroma, guitarrista de guitarra sin cuerdas, cantante afinado en G de Gato, nocturno, gruñón, bribón, loco,  soberbio, insurrecto, sin ganas de agradar, sin ganas de tantas cosas, incluso de dormir, y aún así me amas con todas tus fuerzas y mucho más, y lo de la lista o lo has resuelto para restaurarme, o lo compartes y disfrutas a mi lado, soy tan afortunado que me besas los labios y el cielo mismo me cuenta que está hecho de.
© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Historias en Ascuas
Ciudad de Guatemala 22/04/2015
Anuncios

Elegir(te)

Se puede elegir entre el bien y el mal,

yo siempre te he elegido a ti, y siempre será,
se puede mentir o decir la verdad,
a mí me encanta tu nombre saborear,
tú que no procuras versos en tus letras
tienes la debilidad creada para mis manos en tus caderas…

Camina frente a mí y esquiva el viento,
que el mismo Dios sepa que no te comparto, / (Que te poseo)
que él te creó pero que yo te he descubierto
y te he fundido a mi piel y a mi alma siendo
desde que nos encontramos un sólo amor.

Tú me salvaste del mundo y de mí,
tú le das sentido y luz a mi vida,
tus tiernos labios de rosa rubí
son la intensidad más grande que germina
en mi centro, hacia arterias del amor y sus promesas.

Te elegí desde antes de que lo supieras
y tuve miedo de dar el paso idóneo,
perdimos tiempo, pero no nos perdimos
y te tengo, y me tienes, me enamoras,
te adueñas de cada dosis de mi piel que procuras,
te adueñas de cada latido de mi sexo que inocula
a tu sexo de un veneno adictivo y tan sagrado,
tan pasional, tan sincero, tan nuestro y tan eterno.

Me elegiste a pesar de tanto, y de tonto,
me elegiste aunque nunca santo, ni perdido del todo,
me elegiste y te has quedado con cada voltio de mí,
me atrapas en tus brazos, cual niña a su amor eterno,
a su príncipe, que no azul, como las redes, que nunca sociales,
a su príncipe, que verde azulado, como las redes, que tejen amantes…

Mi vida entera será a tu par,
mi sangre enfurecida será tu mar,
que no distingo la diferencia de verdad
que tengo en la más grande emoción,
o en el verso más bello de amor,
y la que tengo en la más notable y perdurable erección,
la verdad siempre es, en todo momento y lugar,
mi verdad es ser el único en conocer de tu cuerpo cada lunar.

Tu corazón es un polluelo, tan sutil como coqueto,
que desviste a mi corazón, tan zorro, elegante y mimoso,
para adueñarse letra a letra de mi verdadera identidad,

soy desde ti hasta el infinito, eres desde mí hasta la eternidad.

Soy desde ti hasta el infinito,
eres desde mí hasta la eternidad,
porque nací desde el febrero nuestro,
porque naciste desde nuestro febrero…
© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 31/05/2015
Muchas gracias por sus ojos,
también les invito a leer estos poemas:

Al pan, pan y albino vino

De tus rosas las espinas,
de tus piernas mis huellas
y sudor de luna acicalada,
llueven rojas estrellas
sobre la cama de yerba
que esta noche nos espera.

Ya no hay dragones hambrientos
con ganas de devorar tu pensamiento,
ya no hay hiedras adheridas a mi cuerpo,
se revuelcan en las aguas teñidas de cielo.

Doncella africana de beso albino,
altivo pan de reserva vinagrada,
sabor artístico de labios noches,
vino silente de pócima de clavel.

Sutura de candelabro al corazón,
mago constante galopando azul,
herida de vida susurrando labios,
una fuga constante de sueños erizos
y tu tertulia Sauvignon de diablo roto.

Doncella africana de beso albino,
pan consumido del sendero de avellana,
arte en la sangre y vino en la mirada,
pócima secreta de clavel, arte y magia.

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 27/02/2016

Muchas gracias por sus ojos,
también les invito a leer estos poemas:
Del Alma y La Piel…
Ser de ti…
Enigma y Tristeza
La Cima Más Alta

La Blanca más Morena que Besé

Es la blanca más morena que besé,
tenía buenas intenciones, buena suerte,
un rêve bizarre entre sus hermosas manos
y yo todo se lo quise cumplir, quise hacerla feliz.

Tenía la boquita siempre dispuesta a sonreír,
un corazón mecánico que repetitivo vibraba,
su sístole era una  canción de esperanza
y su diástole la promesa de nunca faltar junto a mí.

Le gustaba preguntar oportunamente, se interesaba,
lloraba al ver películas románticas, yo soñaba,
me abrazaba mientras dormía junto a mí, no soltaba,
quería fundir su vida con la mía, yo impaciente me enamoraba.

Le dolía el dolor de otras personas,
yo no lo entendía, me contaba historias,
me buscaba los labios en las madrugadas
y encontraba mis caricias a su cuerpo imantadas.

Nos amamos y llovimos sobre el mundo,
la historia no terminó, cuestión de rumbos,
pero es feliz, me lo han dicho y lo sé,
yo soy un tipo normal que ya no bebe,
que trata de ser feliz y ya no teme…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 26/02/2016

Muchas gracias por sus ojos,
también les invito a leer estos poemas:

Yo Escribo Para Usted
Ser de ti…
Enigma y Tristeza
La Cima Más Alta

Yo escribo para usted…

Yo escribo para que usted me lea,
yo no sé si encuentre en mis letras
la sonrisa que le falta o algún tiro de gracia,
el dolor o la tranquilidad, quizás algo de magia.

Yo escribo para que usted me sienta,
para que se amarre a mis sentimientos
o para que me piense por un rato
y se lleve alguna frase que no olvide por un tiempo.

Yo escribo para que usted me tenga,
aunque sea muy escaso para entregarme del todo,
yo escribo para que usted me llore o se excite,
para que redoblen las voces de calma en su interior
o para que a sus recuerdos muy lejanos les nazca nueva voz.

Yo escribo para que sepa que cuenta conmigo,
que si necesita una mano yo se la doy, y mis letras,
que si todo va jodido, por aquí también pero compartimos.

Yo escribo para no olvidarme de usted,
para que usted no se olvide de mí
y si se olvida,
que me devuelva a su memoria,
en forma de sensación, un suspiro…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 25/02/2016

Muchas gracias por sus ojos,
también les invito a leer estos poemas:
Del Alma y La Piel…
Ser de ti…
Enigma y Tristeza
La Cima Más Alta

 

Quinta del Infierno Fluvial

Había estado allí por décadas, siglos quizás. El tiempo siempre es tan relativo y se expande con la intensidad de la espera, y ella parecía esperar con ardor lo que jamás volvería. Siempre a las mismas cinco de la tarde, siempre con el sol yéndose a apagar lentamente y el mismo cielo pintándose de nostalgia, todos testigos mudos de sus pensamientos y sus penas. Parecía detenida en el tiempo, ajena al mundo que le rodeaba, frente al mar que de naufragios estaba lleno y aguardaba por uno más. Vestía siempre la misma tela, la misma porcelana, a veces con más polvo que brillo, a veces con más arrugas que lágrimas, y un listón rojo en su muñeca, todo en conjunto parecía convertirla en la muñeca olvidada en un ceniciento anaquel, con recuerdos innombrables y un silencio que hace memoria de sonrisas de ayer.

Agujas entrando en la piel, relato de noches impregnadas de suturas errantes y vaivenes de martillo estrellándose en el hueso del corazón. Quiebra dureza el nauseabundo recuerdo de lo efímero, mata despacio la nostalgia anidada en el centro del alma, alma errado y delicado, con tormentos de quimeras: “Ya no espero salvación, se ha congelado mi alma dentro del hielo seco de tu noche, en iris y pasiones rendidas a la muerte” Sollozando día y noche, el cielo parece agitado, la aurora no aparece para iluminar las praderas y un puñal ensangrentado sonríe, mientras la luna diluye su tinta sobre el mar muerto y divertido, de procrastinadas esperanzas boreales.

El diablo es una putita divertida y se roba las propinas de los clientes, astucia perdida en el cielo de parafinas, dulces caros y mantos simas. Una colmena se ha desprendido del infinito y ha iluminado el cielo con sus abejas de luz, la miel nos ha caído encima y empalaga el revés del cuerpo con nostalgia, con deseos que no se han de cumplir. La soledad es una niña santa pero que abre sus piernas a cualquiera, se deja tocar y se toca para entretener y no soltar. Nuestra chica, suspendida y congelada, su alma hibernando un descanso incierto. -Estamos perdidos- gritaba el poro cuatro mil novecientos ubicado en lo interno de sus muslos, -Esto está más solo que Dios.-

Era el calor de marzo y una lluvia impermeable en sus ojos, lo que con poca gracia revelaba lo angustioso y aberrante que guardaba en su ser, y se resbalaba por su pálida piel, húmeda, grasienta y herida, marchita como la primavera que nunca fue, toda la podredumbre encarnada en sus huesos, esa que ya no se contiene ni con la muerte. Hubo una historia más allá de aquellas olas, una ilusión desbocada en traición y remordimientos, un constante golpe al corazón contra el piso, y los gritos del horror de sus oídos, su propia voz, la dama en su interior, agonizante. Su mirada siempre fija al pasado con la vista al poniente, esperando el momento de quiebre, esperando el arrastre de toneladas de toda la miseria acumulada, mucha que no es ni siquiera suya y sin embargo, cargó hasta aquí sin poder soltarse nunca de sus cadenas.

Cantaba una canción de perdición, era culpable de toda la desgracia del mundo, ella sostuvo la manzana entre sus piernas, el Edén le abrió entonces las puertas al pecado y todo era su culpa, todo era su castigada culpa. No queda ya ni un hilito de luz en su mirada, es oscura como el ébano, con que tejieron el ataúd de su madre, ya no queda ni un ascua de esperanza en la extinta hoguera de su firmeza. Su cuerpo desnudo le da vergüenza, le marcaron los duendes con el tatuaje promiscuo de la perdición. Uno de ellos en especial, uno amo y señor de la noche, explotó su elixir indómito sobre toda su piel. Llueve pena en su pradera, los perfumes de su cuerpo hoy son sórdidos y repulsivos olores de heridas infectadas. Marzo ya termina con su vida, con su tontería, abril que amanezca para cobrar los pecados de damiselas idiotas que han creído en la serpiente exhibiendo su podrida piel.

Si no hubiera nacido –pensaba ella –Si no hubiera nacido nada estaría perdido. Y si me voy ahora, nada estaría salvando–. A sus pies yacía el recuerdo de sus víctimas, corazones palpitantes fundiéndose poco a poco en la tierra maldita que ella había pisado. Lápidas sin nombre, huecos en la tierra con huesos revueltos y su sangre bautizándolos sobre las flores secas. Su paso por el mundo es el éxodo por el desierto hacia ninguna tierra prometida, en cambio el hundimiento de su cuerpo en la arena que hierve en las noches más frías, la arrastró hasta este acantilado de prejuicios y reproches. Este viento que la abraza y revuelve su turbia melena, los pensamientos impuros que jamás profirió, trae el anuncio de la muerte a cuestas… ¿Por qué esperar más? ¿Cuándo dejó de importar? Hoy es el día… Caer comienza por dar un salto. Un salto para esquivar la vida misma, un salto para esquivar lo que corresponde, un salto cobarde con tres paracaídas abiertos y enredados entre sí, que se estorban y hacen obsoleta toda posible salvación…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Historias en Ascuas
© Copyright – Versos en tu Piel| Ana Isabel
24/02/2016

Siempre Más…

Te miro chiquitita
desnuda sobre la cama,
leyéndome palabras
que sólo suenan bonitas en tu boca.

Te miro preocupada,
la vida trae trampa y maña,
como traemos tú y yo
saliva y alma de muy cerquita.

Eres el sentido de mi vida,
el refugio de mis angustias,
tú tienes el don de hacerme sentir
invencible ante lo que pueda ocurrir.

Eres los besos y el amor
que quiero saborear a diario,
una manta de caricias dulces
diseñadas exclusivas para mi piel.

Te amo, sin miedos, te amo,
con todo mi esqueleto de triunfos,
con todo mi cielo de fracasos.

Te amo y no hay tarde más bella
que la que arde en tu mirada y en tus cejas,
eres el mejor verso que me nombra,
eres todo y siempre más…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 16/12/2015

Muchas gracias por sus ojos,
también les invito a leer estos poemas:
Del Alma y La Piel…
Ser de ti…
Enigma y Tristeza
La Cima Más Alta

Del Alma y la Piel…

Eres fascinante y no te das cuenta,
eres tan hermosa y quisiera que por un momento
te vieras con mis ojos, observaras tus virtudes…

Todo lo que te han dicho es una mentira,
el mundo no es una burbuja, no es una carceleta,
el mundo es una especie de luna llena en expansión,
un orgasmo in crescendo con alas de aurora boreal.

Tu cuerpo desnudo no es imperfecto, ni objeto,
es el objetivo de mis besos que te son sinceros,
eres perfecta en cada letra de tu nombre, Ana,
en cada milímetro de piel, en cada vello,
en cada gota de tu néctar, en tus ojos de avellana.

Tienes el sendero de lunares que quiero recorrer
lentamente, eternamente, con el roce de mis labios,
tienes los besos divinos que siempre quiero comer,
el alma y sonrisa que siempre quiero poseer…

Tus sueños no se han quedado atrás,
los he traído en mi equipaje para ti,
tus ilusiones nunca se romperán,
yo me abrazaré a tu magia para que no escapen,
yo me ataré a tu corazón para que no naufraguen.

Te he esperado todo el tiempo, siempre a ti,
en la distancia te he añorado, te he amado,
pero ha llegado el momento de escaparnos,
de vivir todo esto juntos, de amanecer cada vez
abrazados por las mañanas del alma y la piel…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 11/12/2015

Muchas gracias por sus ojos,
también les invito a leer estos otros poemas:
Ser de ti…
Enigma y Tristeza
Los Besos Más Lindos Que Vi En Toda Mi Vida
Hacerte el Amor

Ser de ti…

Ser de ti es como estar seguro
de que ningún obstáculo es problema,
de que ningún problema es tan grande,
de que ninguna distancia es ausencia…

Ser de ti es un honor que pienso endulzar
cada mañana con tu boquita de azúcar,
cada puesta de sol con el néctar de tu cuerpo
y cada madrugada con tus abrazos de cielo.

Una barricada de firmes huesos me cuida
si voy de tu mano, si voy siempre junto a ti,
y no me asusta, si es pecado, confesar que si creo en Dios
es porque existes tú, es porque soy de ti…

Ser de ti es conocer en tu piel y en tu mirada
de qué está hecho el cielo y a qué sabe lo eterno,
ser de ti es mi privilegio y salvación, mi sanación,
ser de ti es el presente infinito que siempre quiero vivir
en un cúmulo de estrellas, alejados de todo, si vienes junto a mí…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 10/12/2015

Muchas gracias por sus ojos,
también les invito a leer estos otros poemas:
Enigma y Tristeza
Los Besos Más Lindos Que Vi En Toda Mi Vida
Fuego Primordial
Hacerte el Amor

Enigma y Tristeza

Tengo un espacio abierto en este alma
y le atraviesan recuerdos de ti
como estrellas fugaces…

Tengo el infinito entero frente a mí
y es tan solitario, tan vulnerable sin ti…

Tengo el recuerdo de tu forma de suspirarme,
de tu manera de masticar las horas
y hacerlas eternas para escaparnos a solas,
llevo conmigo el calor de tu alcoba,
la sensibilidad de tu vientre y tus ojos de almendra.

El sabor de tus besos es el Merlot de mis tardes,
mi silencio se inunda con el recuerdo de tu risa viva,
te extraño tanto, una parte de mí yace en tu cama
esperando a que vuelvas a despertarme acariciando mi rostro,
acariciando mi cuerpo, mis sueños…

El espacio sideral se enternece,
la mano de Dios se estruja,
al asomarse a mi enigma,
al enigma y tristeza de este hombre
que te ama como se aman las estrellas gemelas
incapaces de brillar una sin la otra…

Eres la fuerza sideral que me guía,
el motor de este corazón que te adora,
el espacio abierto de estrellas que te nombra,
al igual que mi boca, añorando el beso de tu aroma…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 11/12/2015

Muchas gracias por sus ojos,
también les invito a leer estos otros poemas:
Los Besos Más Lindos Que Vi En Toda Mi Vida
Fuego Primordial
Juntos Navegar
Hacerte el Amor

Los Besos Más Lindos Que Vi En Toda Mi Vida

Tienes de magia las pestañas
y tu obra maestra son tus ojos guapos,
brillas con luz infinita de luciérnagas inmortales
y son mi delirio tus tiernos labios.

En las comisuras de tus ejes
yo milito a pasos de gigante,
te abarco con este sentimiento verdadero,
porque, amor, no existe nada más sincero.

Tu piel es el paisaje favorito de mi alma,
en los balcones de tus hombros me sitúa
una fuerza más grande que yo y más fuerte,
una fuerza que conozco por tanto amarte…

Eres el oleaje perfecto de la playa de mi reposo,
eres la marea alterada y creciente ante mi tacto,
eres el mensaje de la vida amainando mi ser,
un lienzo infinito para los colores que, de mí,
sólo tú has podido conocer…

Luces tan bonita con ese vestido de princesita,
luces tan bonita con todas esas luces que me das,
mis sombras son sólo un desierto al que no regresaré,
pero tu amor es el lugar mejor, mi hogar,
tú lo más hermoso de mi vida y tus besos,
tus besos, mi amor, los besos más lindos
que vi en toda mi vida…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 13/12/2015

Muchas gracias por sus ojos,
también les invito a leer estos poemas:
Hacerte el Amor
Juntos Navegar
La Tarde Que Sabe Mejor
La Cima Más Alta

La Cima Más Alta

Tú me has escrito con el lápiz
que trazaba tus suspiros e ilusiones,
siempre estuve porque me trajiste a ti,
porque me querías cerca, porque me querías.

No te he dejado de pensar un sólo día,
no te he dejado de querer, ya eras mía,
desde que una gaviota alzó el vuelo
adentrándose en el cielo de mis ojos,
desde que unos versos precipitaron
llovizna refrescante en el paisaje de mi sol.

Tú me has escrito con el lápiz
que quebró su mina en el intento,
que intimó a cuenta gotas con el viento
de las cinco de la tarde que me vio soñarte…

Tú me has escrito con el lápiz
de tus intensos romances
y aquí me tienes, pero no será por cerca
mi presencia todo lo que soñaste,
superaría cualquier ilusión tuya
por demostrarte que siempre fui el mejor,
que siempre pude darte algo mejor…

Y yo, me he grabado con fuego indeleble
tu amor entre mi sangre, y sonríe paciente
mi corazón que confiado ya descansa entre tu labio,
porque ahora te he encontrado, te poseo,
porque ahora estamos juntos en la cima más alta…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 01/01/2016

Ese Amor Incivilizado que Tanto Esperabas, Soy Yo…

Ese rojo intenso de la constelación de la que vengo no es casualidad y mi intensidad ahora está en donde debe, en ti. No hay otro lugar, no hay otro hogar para mí. Eres la luz clara del astro más brillante en el universo, esa que predestinada para mí llegó a iluminarme, a marcarme el camino correcto, luego de haberme perdido por mano propia tantos años.

 

Hay dentro mío un rebelde, inconforme con las costumbres obsoletas, enardecido y vivo para con lo extraordinario, y sí, yo fui el que se partió de risa cuando el sacerdote dijo que Jesús nunca se hubiera atrevido a posar una mano sobre la piel de la Magdalena, con malas intenciones, porque jamás he creído que el amor y el sexo consciente sean una mala intención. Sí, yo partí el retrovisor de la patrulla de policía, de antebrazo como copiloto de aquella motocicleta roja, luego de su intento de mordida y extorsión, y sí, yo  me enamoré de ti hace muchísimos años, y a la distancia te hice mía. Sí, yo continué gustando de ti, sí, me importó muy poco quien estuviera a tu lado, porque en realidad tu dueño siempre he sido yo. Y la dueña de mis atenciones, de mi lucha infinita, de mis cursilerías, de mi pensamiento, de mis ganas y emociones más profundas siempre has sido tú.
 
El concepto que tienes de mí, es más amplio, incluso, que el que yo podría tener de mí, eso me reta a ser cada día y cada momento mejor para ti, nunca voy a dejar de ser lo que en esencia soy, este terco e incansable Luis Eduardo que te adora obsesivamente, tanto que tras diez años llegó a tu puerta vestido de extranjero, tal como lo prometió y perjuró, para quedarse por siempre contigo, para reclamarte como suya y sólo suya. Decidido e inconforme con la mediocridad, quiero que seas la princesa rebelde que se escape conmigo, a como dé lugar, vamos a ser libres, vamos a estar juntos, en nuestro propio universo y constelación, esa exclusiva para este amor valiente, reservada para nosotros, para ti y para mí, para nadie más.
 
Voy a luchar codo a codo y alma a alma contigo, eres mi razón y causa, sé que el resto de mi vida no lo quiero compartir con nadie más que contigo, sé que eres la mujer a quien quiero amar, seducir, enamorar, conquistar y cautivar a diario por el resto de mis horas infinitas. 
 
Quiero vivir contigo y no sólo vivir en un espacio físico, sino hacer del universo entero nuestro hogar, todo nos pertenece, tanta grandeza sólo puede pertenecer a un amor así de inmenso como el nuestro, cada ventisca, cada gota de rocío, cada estrella nacida en el cielo y cada ciudad del mundo son sólo decoraciones para que vivamos este amor, inmensamente, intenso como nos plazca.
 
 -Las cosas no tienen que ser como todo el mundo dice que son-
 
No somos amantes de promesas rotas e inconclusas, somos amantes de pactos tangibles, de amor real y natural, de libertad conquistada con valor y corazones fortalecidos.
 
Eres todas las canciones que me erizan la piel, eres cada paisaje que resalto con mi mirada fija en él, eres cada mar en el que quiero adentrarme, cada verano y cada nota futura nacida de mis manos, mi mente y mi voz. Eres cada letra de mi poesía, cada rabieta de mi rebeldía, cada sonrisa insumisa de mi viveza, mi sol de las cinco, y la brisa fresca, todo, el alma, el sentido, cada sentido, cada poro de estrella, cada cabello de luna, uno a uno los ojos del tiempo, mi tiempo…
 
Cada nudillo de mis manos, toda la fuerza de mis brazos, toda desembocadura de mi valentía, el infinito de ébano en mis ojos, mi culto secreto a lo extremo, mi devoción a la lluvia a destiempo, a lo inesperado, a las curvas peligrosas y a derrapar… Todo, todo, en tu cuerpecito e inocencia, todo, eres para mí. Todo cuanto necesito y requiero para ser feliz y libre por completo.
 
Y todo eso que no imaginaste nunca querer tanto contigo, eso soy, todo eso que sobre pasa las barreras de cualquier cosa que pudiste desear exclusivamente para ti, eso soy, ese amor incivilizado que tanto esperabas, soy yo…
© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Historias en Ascuas
Ciudad de Guatemala 10/01/2016

Fuego Primordial

Es sobrenatural, el efecto de tu abrazo en mi cuerpo,
estrellas fugaces candentes bajo nuestros pies, me dejo el miedo,
no existe más miedo, mis latidos perjuran que eres mi destino,
un porvenir de amaneceres tangibles en tus manos
y majestuosidades en tus ojos claros…

Ya no escucho las voces de precaución, no pongo más cuidados
y me voy perdiendo en las constelaciones de tus besos mansos,
ya no veo el alto al cruzar las calles o avenidas de tus promesas,
me entrego decantado por la belleza de tu voz a tus órbitas astrales.

Es sobrenatural el beso de tus labios enredando mis eriales,
haces prósperos incluso mis defectos y se van diluyendo en amarres.

Lo que siento por ti es como un jaguar venerado
por la misma luz del universo, un tesoro escarlata,
la sana pleitesía consciente a la libre inmortalidad,
seda lloviendo sobre el cuerpo desnudo del fuego primordial…

Es sobrenatural, el rocío imitando una gota de cristal,
el conflicto inmaterial de dudar de quién se ama más,
la cantidad suficiente de vino, si es que la hay…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
San Miguel, El Salvador 19/11/2015

Muchas gracias por sus ojos,
también les invito a leer estos otros poemas:
Un Mismo Sonido
Juntos Navegar
Hacerte el Amor