El Explosionado Fulgor

Desde que te conocí, tú has sido el motivo, la estrella que nunca fugaz, el cielo al que siempre miraba, anhelando que hiciera verdad cada sueño y cada gana de volar. Lo que quiero decir es que siempre te he amado, antes incluso de poder llegar a ti, siempre te he visto con los ojos que mira un artista a su obra más importante, a la obra que le hace sentir más realizado, que le hace sentir mejor.

Son tiempos difíciles, he llegado a sentir que me sueltas la mano, que arde Neptuno dentro de mis porqués, no quiero vivir sin ti, perderme tu fuego sería morir, sin tu voz estoy seguro que la música no tendría el mismo sabor, que sin tus piernas bonitas el camino será un abismo peor… 

Amarte arde como nada en el mundo, para bien y para mal, pero quiero que seas toda la buena suerte de mi vida, quiero que llenes mi vida de luz y que, si no te es posible, mates en mí todo rastro de respiración, porque me estoy quedando sin voz mientras te escribo, me estruja un divino dolor, habrá que agradecer el dolor más solemne, venido de la mano de quien yo más amo. No ves que se me desgarra la piel de sentir que te vas sin remedio, que cambian de ruta puntos cardinales que creí fijos en el mapa de nuestra pasión, que son sólo tallos de desilusión las mareas que ayer creí dominar.

Dame sólo un segundo para respirar, llorar se me hace tan duro, quiero partirte en mil pedazos y dentro encontrar, al amor de mi vida, a la estrella bonita que jamás pude dejar de amar…

Me estás matando en vida y no lo entiendes, no lo puedes ver, se te ha congelado el amor sin final que me hiciste crear para ti, se me está desbordando la sangre, como ríos que se han revelado al caudal, otra parte de mi alma se muere, me duele, ya no sanará.

Me abrazo yo mismo y no me sé consolar, me está devastando la idea de un futuro que pinta fatal, se eriza mi corazón al sentir que se queda, por anticipado, sin tu calor, que nunca habrá suficiente vino en el mar para calmarme esta dolencia, nunca suficiente cuerpo para tolerar este mal.

Por qué te apartas de este camino que era de nosotros dos, yo quise cuidar y respetar cada aspecto de nuestro fulgor, me abarrotas el alma de dudas, pero por mayoría ha ganado el dolor, dime cómo vivir sin todo lo que siempre importó, dime cómo vivir sin sentirme imposible lejos de tu respiración.

Me está matando la pena, tirita dentro mío cada estrella, yo quise ser invencible para que tú lo vieras, yo quise ser el mejor para que entendieras que nada existía en el mundo que no fuera capaz, yo, de hacer por verte feliz.

A dónde llevas el corazón que me hizo sentir el amor de un modo diferente, a dónde llevas el candor de mi triste canción de amor, a dónde llevas los trozos de la noche primera, en que todo tuvo el color, de un día sin nombre, infinito, que nos arropó.

Dame sólo un segundo para explosionar ese planeta que juntos descubrimos, el día de mi escena astral, llorar se me hace tan duro, quiero partirte en mil pedazos y dentro encontrar, al amor de mi vida, a la estrella bonita que jamás podré dejar de amar…

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Historias en Ascuas
Ciudad de Guatemala 09/02/2016

Muchas gracias por sus ojos y por estar,
también les invito a leer:

Tangenma
Mientras Yo Camine te Recordaré
De Magia y no de Momentos

Anuncios

One thought on “El Explosionado Fulgor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s