Ismael

Me tienes entre tus manos pequeñas
dibujando paisajes azules, con ademanes
que no van a rendirse en la lucha
por comprender todas esas postales.

Si hay luz en mi vida, la trajo tu sonrisa,
dieciséis de mayo del año dos mil doce,
tras el apocalipsis un nuevo ciclo prometían
y eras tú entrando por la puerta de número asonante.

En tu espectro yo encuentro mi vocación,
si es que puedo escribir a la gente con el corazón
y ganarme así las sonrisas cuando menciono
que estoy orgulloso del hijo que sos.

Porque has venido a conculcar en mis latidos
un cenotafio que me avisa que estoy vivo,
que el carcinoma se llevó al malo de mi cuerpo
y ha dejado al hombre capaz de ser bastión.

Y de ser feliz para enseñarte a serlo,
y de ser feliz para evitar mi detrimento.

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 31/05/2016
Obra: 8 Infinitos Contables
Poema: 4 de 8

Anuncios

Sabor Cielo

Danzabas despacio al compás
de mil grullas silentes en puntas de pie,
juntabas tus manos rodeando mi cara
para abrir los cerrojos que yo tengo en el alma.

Me enamoré tan inevitablemente de tu verdad,
mientras tú hablabas la yerbabuena sabía besar
y era casi como el mejor de mis versos de amor
tu prudente manera de brindarme sincero calor,
concomitar junto a ti, para descubrir a qué sabe el cielo,
y al descubrirlo jugar a los besos, para ser parte de ello.

Y me conmueve al punto del canibalismo,
que lograras confitar mi alma tan herido,
no hubo beso mejor en mis labios
que tu hoguera infinita, de sabios
momentos en los que me enseñaste
a guardar los tormentos en tu lebruno remanso.

La purpúrea herida cicatrizó, ahora revivo mejor,
la rojiza hendidura besó y aquel último guiño hice canción…

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 31/05/2016
Obra: 8 Infinitos Contables
Poema: 3 de 8

Caminaré

Caminaré entre las tumbas vacías,
me llenaré del espanto que sobra,
tengo una cuenta pendiente con la vida
y si he de pagarla ese momento es ahora.

Me puede la culpa de tantos reproches vacíos,
mi encanto está hecho de magia y canción de amasijo,
si llueve una pena de ozono quebrado me río,
no tengo desde mi daltonismo un sentido distinto.

Pero cuando aquel ave de pecho rojo teñido
se posa en mi hombro me siento un molino,
capaz de mover el viento a favor del suave latido
de sus plumas color verde muerte y fuego encendido.

Me puede un poquito el destierro de los malos hijos,
yo quiero cantarle a la vida y al amor por encargo o delirios,
yo quiero gritar libremente que no creo en tus vicios,
que la escafandra a mí me la ciñeron con hilo intranquilo,
que estoy afinado en Sol Mayor y aún no encuentro mi sitio.

Para formas de vidas inteligentes venideras: Dios no estaba dormido.

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 31/05/2016
Obra: 8 Infinitos Contables
Poema: 2 de 8

Una Voz al Centro de tu Infinito

Inmarcesible tu alma al golpe,
has de ser carne de un árbol
exorable, inefable y consecuente,
porque de otra manera no puedo explicar
los motivos, reales, de la existencia y ser
que te habitan en rastros divinos sin desgastarse.

Que no eres objeto fungible a disposición,
aunque con burka cubran los gestos de tu humor,
los hoyuelos al principio y final de tu sonrisa
cuando sientes y creas valor, cuando sientes y creas amor.

Tu condena es un postre envenenado
para los necios que no tienen respeto,
por tu vientre, tu alma, tu cuerpo
y el sagrado mundo que tanto has sosegado.

Yo soy tan sólo una voz al centro de tu infinito,
pero es que me has hecho tanto bien que espero,
impaciente, el instante en que el mundo te devuelva el cariño,
porque igual amaste a pobre que a rico, a hombre que a niño,
a poeta que a conscripto, que a impropio y no nacido…

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 31/05/2016
Obra: 8 Infinitos Contables
Poema: 1 de 8

Sus Mares Nevados de Italia

Con besos de autor y drogas de diseño,
me he quedado tan feliz pensando
en la sonrisa que una vez me visitó
y el cetro en la mano que me concedió,
pero al abrir la puerta una triste sinfonía,
con rosas y tertulias del sabor de un mal día.

Se llamaba tan bonito que no se me ha olvidado,
esa vez en la que le prometí que no me atrevería,
a conocer a alguien que tuviera un nombre más bonito que el suyo.

No supo qué decir tras el primer trago,
con ella no hacía falta un mal momento,
ni sentir en la boca el sabor amargo,
su amor era a piel y cincel, buen presagio,
su ternura de un poema del que sigo contagiado.

Ojala al descolgar el teléfono sonara su voz
y una orquesta iluminara su pronto regreso,
sus manos de lluvia y sus mares nevados de Italia…

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 15/06/2016

Diciendo por Sentir #23: Barco de Papel

Como un barco de papel a la deriva en un río creado por la lluvia, así se desliza mi amor por las calles a la espera de unas manos que le salven y unos ojos que contemplen su capacidad de arder y crecer…

Messieral
Ciudad de Guatemala 16/06/2016

Mientras Existan Poetas…

Mientras existan poetas habrá un camino
y mientras existan sus versos, motivos,
mientras nos siga latiendo a golpes la palabra
y nos impida dormir por querer ser escrita,
habrá esperanza y revolución encinta.

Mientras existan poetas el dinero será sólo una palabra
y mientras existan las letras serán eternas las mañanas,
no habrá descanso para los puños que no hieren ni dañan,
habrá un despertar para la estrella más lejana y su acrobacia.

Mientras existas poesía el mundo tendrá un respiro
para olvidar por un rato todo lo que la humanidad ha hecho consigo,
mientras existan poetas no aminoraré mi lucha
y aunque parezca mentira sabré que el universo entero me escucha.

Porque de los hilos de un nuevo equinoccio nació la palabra
y de su llama encendida naciste tú: Poesía.

Porque mientras existan poetas, me perseguirá indeleble la certeza
y mientras exista poesía me habitará la esperanza precisa…

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 14/06/2016

El Sustantivo Poetas, engloba desde mi óptica a hombre y mujeres dedicados a la palabra en verso, no sólo al género masculino. Además creo en todo aquel que de corazón escriba literatura sin importar su denominación, siempre y cuando sea real.

Meatovmearov Por la conversación que derivó la inspiración para este escrito, muchas gracias.

Diciendo por Sentir # 22: La Única Extensión de mi Piel

Te regalaría las cuerdas de la guitarra, en la que dejaste un beso escondido, te regalaría mi voz y todas mis canciones si a caso volvieras con tu espíritu de revolución a salvarme de este desastre atroz que me inventé…

Eres el único milagro que aún espero, la única extensión de mi piel en la que podría descifrar mi rastro…

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 14/06/2016

Diciendo por Sentir #21: Milagros como Ella

Pasaron más mujeres por mi vida pero, como ella, no existen más milagros…

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 14/06/2016

No se Juega con El Corazón de un Poeta

Tenía planes extraordinarios,
para lo ordinario ya habían demasiados,
quería alcanzar las estrellas con mis manos
y sentí que era posible, cuestión de silencio y tiempo.

Me enamoré tanto de ti, te juro por el universo que sí,
y pensé en conquistarte, en enamorarte tanto así
que un día por fin me dijeras: No puedo vivir sin ti.

No fui como el resto asegurando que darían todo por quien aman,
lo sabes muy bien, no te lo aseguré pero todo te lo di,
no se juega con el corazón de un poeta, no has entendido nada,
hubo veces en las que te mentía pero era solamente para decirte
que sólo a tu lado ser feliz podía.

Y eso para hacerte bien.

Vi como se iluminaron tus labios y la borrachera de tus ojos,
vi intacta nuestra tercera primera vez, cuando al fin pudo ser,
de ninguna forma imaginé que aquello era un cuadro de presagios,
que los miedos eran más que el mismo amor, mucho más que los años.

Vi mis lágrimas transformarse en rabia, mentira es mentira,
engaño es engaño y un alma herido son tantos más heridos.

El holocausto yo lo viví en el cautiverio de tu amor, en tu invención,
tú me perdiste a mí, yo perdí el camino y por completo el corazón.

Y eso por hacerme mal.

Puse mi fe en ti como en la idea de que Jesús no murió en la cruz,
puse todo mi esfuerzo en hacerte feliz, en perdonar lo imperdonable,
en perder tantas oportunidades, una vida mejor e insuperable,
pero como todo egoísmo, no se alegra de fortuna ajena, me tuviste
a tus pies y a tu sexo sólo para saciar en parte lo que tanto temes.

Y hoy en la soledad, recostado en el regazo de la nada,
me arrepiento con toda sinceridad de todo este tiempo,
del encuentro, de esperar a que desenredaras tus miedos
para atármelos tan fuertemente al cuello,
de hacerte el amor a tu maldito ritmo, tan despacio, como despacio
pudo el tiempo ver cumplida de tus promesas un trocito…

Ojala pudiera revertir los daños, ojala te los hubieran hecho a ti,
ojala fueras la esposa de un idiota como los que preferías
y este escritor que hoy late a la deriva, no hubiese posando su amor,
su entrega y devoción en ti, ojala que el fuego me salve de tu voz.

Porque no alcanzo a entender el sentido de esta historia,
ni de esta absurda canción su veneno en sonido
y ahora estoy solo aquí extrañando al amor
tanto como a mí mismo, como a mí mismo…

MESSIERAL
Ciudad de Guatemala 14/06/2016