Desencanto de Mañanas Vertebradas

De camino por el borde de tus labios
sentir la angustia golpeando a preguntas,
las dudas y toda incerteza hacia los motivos
de saber si en verdad te amo o si aquella escena
eran solamente lagrimítas perdidas en su aguacero.

Pero no hay nada que temer, ni que explicar,
que no es carne de cañón un beso más,
ni el último abrazo dirigiendo la ruta hacia Nunca Jamás,
porque en verdad no hay nada que temer, nada que olvidar,
si es humo de cigarrillo la vida al centro de este universo,
si es un preámbulo exquisito el momento presente con su olivo
para actores tan ideales, como tú y como yo, en la habitación fundidos.

Que un segundo más para amarte o para fingir quererte
sea la causa de hacer vertebradas las mañanas al recordarte,
insomne soñando a tu lado aunque no repose junto a ti
porque el tiempo nos puso en otro sitio, en otro jardín,
en el que pensarnos con los suspiros y con el mohín rencoroso
de haber querido sentir lo que tan sólo fue un desencanto tan curioso.

Pero no hay nada que temer y mucho que explorar
en este último momento que la vida anuncia a roces
el holocausto perfecto que nos sucederá,
pensándonos tanto ya sin estar, recordando que el tiempo
en el que debimos sentir y entregarnos más… No es hoy…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 31 de octubre de 2,016

Anuncios

Polvo De Diamante Para Dos

Aquella vez cristales de hielo se precipitaban sobre la piel debilitada de la ciudad, la caminata vespertina esa vez no iba a curar las heridas, el dolor, ni tan amargo sabor. La despedida se nos aproximó de tal manera que no tuvimos tiempo a reaccionar, ni a encontrarle una respuesta, al menos superficial, a todas aquellas preguntas que todavía flotaban como pequeños fantasmas observándonos.

El ingrediente primero podía sentirse, más que sobre la piel, en el centro del alma que adolorido sollozaba. La temperatura de la frialdad ante la ausencia de caricias y del calor de tu cuerpo se había implantado en el centro de mí y de cada uno de los habitantes de los universos que juntos descubrimos. Nuestra canción nunca volvería a devorar de la misma manera dos corazones, como el tuyo y el mío, como el mío y el tuyo, como el nuestro que era uno solo en cada ciudad que juntos conocimos. El frío intenso rodeaba a cada uno de los besos que nos dimos, mismos que agonizaban con tierna desolación, dejando a la respiración descansar de vida.

El ingrediente segundo se presentó borrando nubes y estrellas de los cielos, desdibujando las sonrisas que liberamos al viento cada día de nuestro idilio, no esperaba menos porque siempre supe que las catástrofes existen para desvanecer todo a su paso y tener que estar sin ti es la catástrofe más grande a la que tuve que acudir. Traté de elevar remanentes de tus miradas y de tus besos para que nuevamente existiera la posibilidad de un paraíso lleno de esperanza, pero fue inútil, no lo conseguí y a medida que los minutos transcurrían se iba agrandando el tiempo de ausencia, de vuelos comerciales y de aves, por el celeste brillante y el blanco pragmático del cierzo bajo el que nuestro amor fue parte de él… No te asustes y no hagas tanto caso, es sólo que sin ti, los cielos se han despejado de una forma tan preocupante. Si a ello sumamos el frío insoportable, sabrás que no es tan bueno respirar, no lejos de ti.

El  ingrediente tercero apareció por ocho quintos de siete lágrimas que derramé sobre una fotografía, en la que te volví a encontrar, se escondieron tan precipitadamente en ella con la intención de volver a tocarte la piel, pero fue imposible y la humedad se ha quedado a vivir en mi hogar, que siempre será tuyo, que nunca podrás olvidar. Y aunque por las noches los muebles sigan crujiendo, jamás pensaré que es a causa de entes del más allá porque no existe, para mí el más allá es donde te encuentres, ese lugar secreto a donde el invierno te llevó, para extrañarme tanto como ahora te extraño yo.

Polvo de diamante cuando los amantes, se alejan de tan hermosa ciudad, del universo del que fueron más que una parte y se aproximan a la espiral de seguirse amando sin aceptarlo y sin poderlo evitar…

Y así los gritos, toda la desesperación, el vino agredido, la triste canción, tanto silencio en poemas desnudos, muertes fugaces de cuartos hundidos; ya sin tu cuerpo, sin labios de amor, ya sin el viento, sin tu hermoso candor sólo me queda una vida ojerosa, un mal milagro que no se cumplirá, tantas preguntas sin verdades a medias y polvo de diamante esparcido en mis llagas, y la inmarcesible noción de no poder morir en paz…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de octubre de 2,016

Como Quien Nombra a Su Esperanza

Va una gota de rocío
germinando en el cuerpo de la rosa,
como por arte de magia tranquila,
como un sendero siempre hermoso
para iluminar más de una vida.

Noctámbulos placeres
para dar paso a una sonrisa,
a una tarde de domingo en que te diga
a todos vientos que te ama como a nadie,
que por siempre serás su persona favorita.

Y entre el capricho doloroso de una nueva herida
buscará refugio entre tus brazos, en tus caricias,
como va la luna a descansar a tu ventana,
como un ave que por fin se ha liberado de su jaula.

Y la gota de rocío va impregnada de tu amor,
del contraste indómito apacible de tu aroma,
como va el lucero impregnado por la luz de su aurora,
que ha encontrado en el camino insospechado de la dicha.

Dirá te amo con la voz que tienen tus palabras
y sabrá vivir con la emoción que nutre el alma,
sentirá la vida y la mañana al ver tu cara;
tú el amor hecho persona en cada fibra de tu jaima
cuando te llame mamá, como quien nombra a su esperanza.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 27 de octubre de 2,016

Amor Contemporáneo (Muy Parecido a la Felicidad)

Hermosa la exactitud de esa mañana,
imprecisión sólo en el viento atravesando tu vestido,
pues mi armadura fue ese viento, desde enero hasta el cielo,
y luego la caída, el abismo, los senderos iracundos de la hermenéutica
intentando explicar cada una de las lágrimas que tatuamos en esas últimas cartas…

Volver a verte ahora que miras de cerca mi sonrisa
es como rodar pendiente abajo sin pensar en nada,
quizás sea una fe de errata que la vida nos plantea
o un silencio demasiado ruidoso a través de mi diafragma.

Y es que hay un secreto que me gritan tus pupilas,
un conteo regresivo hasta iluminarme con el resplandor con que ahora brillas,
como si el renacimiento de las artes iniciara en el beso que prometes intencionalmente
porque me recuerda todos aquellos besos que nunca olvidé por recordarte,
por vestirte indeleble y desnudarte con esa proyección astral del buen maestre…

Volver a verte ahora que miras de cerca y me acaricias
es muy parecido a la felicidad, como cuando te miro a los ojos
y me sorprendes con tus labios rojos encendidos en memorias
que predicen el amor contemporáneo capaz de enloquecer nuestros antojos.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 27 de octubre de 2,016

Tu Agorería Delicada

Como si descansara en ámbar,
yo tengo tan presente tu recuerdo,
conservado al más puro estilo del amor;
como si el tiempo hubiese sido el mismo vino
que olvidado en la sala de tus padres
nunca se malgastó, jamás se consumió.

Y te pienso con las horas yendo arrevesadas,
con un poema macrofílico que tanto extraña
abarcar completa toda la excelsitud de tus deliciosas ganas;
y es que un eco me ha devuelto el retrato hablado de tus ojos,
ojalá por un instante se apagara el mundo entero, se callara,
y aparecieras entrando por sus hielos, tú, con tu agorería delicada.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 25 de octubre de 2,016

Obra de Messieral Presentada en Actividad del Centro Universitario Metropolitano de Ciudad de Guatemala

Como hace unos días les conté, el día martes 18 de octubre una de mis obras poéticas fue seleccionada por un grupo de estudiantes para una actividad denominada Psicoanálisis del Arte en Guatemala. Mi obra seleccionada fue “El Cenit de un Momento

Para dicha presentación me han pedido que redacte una interpretación personal de mi escrito, la misma a continuación:

Mi interpretación personal sobre “El Cenit de un Momento”

Este poema recluta toda la sinceridad e introspección, personal, de vivencias sentimentales en distintos tiempos. Se refiere a como el paso del tiempo puede llegar a cambiar tanto las cosas, los amores, las esperanzas.

De haber estado en una relación hermosa que duró aproximadamente cuatro años y que me hizo sentir que aquello sería para siempre, que perduraría de la misma manera todo el tiempo, pasé a un presente mucho más frío, conocer a una nueva persona que mentía en todo, que hirió mi orgullo y que me decepcionó grandemente.

Por lo tanto el poema refiere que en realidad es uno mismo quien tiene la decisión sobre lo que acontece en su vida, las decisiones las toma uno mismo, uno empieza lo que quiere empezar, termina lo que quiere terminar y las consecuencias de eso deben ser afrontadas de la mejor manera.

El poema refleja la añoranza de volver a vivir esa relación perfecta que uno ha dejado en el camino, la desesperanza de pensar que nunca más algo así llegará a suceder, y obviamente todo ese conjunto de sensaciones va a descansar a la fragilidad de la infancia, a ese momento en el que todo sorprendía, en el que nada podía hacernos tanto daño, en el que incluso las cosas que no estaba en nuestras manos cambiar eran sólo parte de lo que nos adornaba los días.

La alusión a los barcos y aviones de papel, es por ello, por esa alusión a la niñez, a querer volver a empezar de cero y no tomar tan malas decisiones, intentar salvar lo que parece perdido en lugar de perderlo sin más.

Soy un ser humano citadino y entre toda la tristeza que refleja el poema en sus puntos máximos también uno que siente miedo a la incertidumbre y culpa, al que le pesa la soledad de una forma extensa, pero que dentro de todo espera un momento de fortuna, en el que las cosas cambien dejando ese instante de suma tristeza como un momento que al final tendrá que acabar.

En otras partes del poema hay alusiones a vivencias personales, como la superstición con las mariposas negras, que tuvieron un papel muy curioso en una seguidilla de muertes familiares que iniciaron en el año dos mil seis y que se detuvieron hasta el año dos mil once. También yendo al otro extremo cuando me refiero a ocho años anteriores, el año dos mil ocho fue uno de los más hermosos en mi memoria porque justo en ese año inició la relación más impresionante y honesta que tuve en toda mi vida, el cenit de la felicidad en mi vida, que luego trajo uno más grande y que fue el nacimiento de mi hijo.

Por último, quiero explicar que estudiando Grafología aprendí que la hoja en blanco simboliza nuestra vida personal y la escritura nuestra forma de desplazarnos a través de ella, por lo tanto en este caso quise crear la metáfora de que en realidad es esta ciudad que me ha visto crecer, aprender, caer, madurar, reír y llorar mi hoja en blanco, que siempre lo ha sido, que aunque esa tarde llovía y las alas de mi avión de papel se deshicieron, y que aunque el barco no pudo salir a navegar, siempre queda la esperanza, reconciliarse con uno mismo es posible y que de ahí en adelante es decisión propia volver a vivir el momento  cumbre de felicidad o tristeza de acuerdo a nuestros actos. Nunca todo está ganado y nunca todo está perdido.

En una próxima publicación les compartiré el análisis que los alumnos de ciencias psicológicas realizaron a cerca de mi escrito. Ha sido un gusto enorme ser parte de una actividad tan interesante al lado de artistas de todos los tipos que intentan llevar el nombre de este bendito país a lo más alto.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 24 de octubre de 2,016

Desde el Duelo Hasta el Tormento

Unas cuantas letras, al borde de un café,
que nos endulce tu glauco mirar ,
mujer de tonos selváticos, de mantis o quetzal.

Un sendero de príncipes negros
aleteando a ras de suelo
y provocar un maremoto en tu mejilla,
por si las dudas, por si me espías,
es cuestión de un momento desastroso
en el que la luna y el sol acercan labios
en un beso crisantemo de entre tiempo.

Porque has vuelto a cruzarte
y esta vez llevabas rizo el cabello,
yo me vi acorralado por el tenue
paisaje abisal de nuestro único recuerdo;
era un beso que a la sombra mía
ha despertado del resuello mortecino del olvido.

Cura y solución para un pirata errático,
calma y redención para este dolor monocromático,
arrástrame a la pendiente de tu ambrosía,
llueve sobre mi carne la tuya que va encendida
en colores celestiales de una tarde sin luz de encina.

Que te esperan aún mis ansias para verte,
navegar a grandes saltos nubes de fuego,
que te espera mi impaciencia para hacerte
un olvido pasajero de tu vida y del enredo
que supone un nuevo encuentro de dos amantes
que siempre se han amado, desde el duelo hasta el tormento…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 24 de octubre de 2,016

Color Natural

Como un ritmo acompasado
con el fuego fatuo que es llorar,
aparece tu voz consintiendo un vocablo
que me habla de lunas, de su color natural…

Isla nacida del centro de un mito,
lluvia celeste con brazos de sal,
ruido precioso de abrazo escondido,
noches que rezan al Dios de la claridad.

Ojalá que venga en forma de suspiro
cada canción que puedas invocar,
que las hadas sorprendan a los ríos
y un momento de paz al pasar,
pues si canta tu ventura mi canto
será menester no dejarte de amar…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 24 de octubre de 2,016

Cerca de las Letras y Lejos de Internet

Casi toda esta semana alejado de las redes sociales, de internet en general y de restos de malas experiencias que me habían tenido sujeto hasta ahora, he descubierto un sitio impecable y sin igual. No tiene gran ciencia apartarnos por un tiempo de todo cuanto nos debilita, de todo cuanto nos va convirtiendo en seres improductivos. Siendo un poco más claro, mi gran pasión siempre ha sido la literatura y la música, fuera de ello todo ha sido mera necesidad de aprender cosas nuevas. En algunas ocasiones he aprendido cosas realmente de provecho para mi vida, en algunas otras ocasiones he aprendido nada más los caminos a los que nunca más debo regresar.

Alejado de todo lo que me frenaba, me he encontrado de frente con un mundo inmenso de posibilidades que supone el estar en contacto, día y noche, con mis grandes pasiones, la música y la poesía, sumado a todo ello el compartir mucho más tiempo con mi hijo Santiago, ha sido una semana muy feliz, a ratos por la costumbre uno comienza a extrañar no estar cerca de ustedes que me leen, con quienes comparto momentos tan únicos, también se extrañan los contenidos de divertimiento en las redes sociales, pero la mente y los sentimientos se expanden, y cosas hermosas comienzan a suceder, sentimientos, personas, situaciones hermosas comienzan a acercarse en un hálito de atracción capaz de salvarnos la vida y de nosotros mismos.

Cada vez estamos prestando menos nuestra atención a novelas literarias, poéticas o de teatro y mucha más a este mundo virtual que en ocasiones no es tan real, nos hemos olvidado de lo realmente importante. Porque estar tranquilos por unos días desligado completamente de redes sociales y demás, me ha traído calma, tranquilidad y un nuevo sendero por el que apasionarme.

Tanto me ha sorprendido esta semana, que el día martes una de mis obras fue presentada en el Centro Universitario Metropolitano de Ciudad de Guatemala, por un grupo de estudiantes que han analizado a fondo mi quehacer en dicha obra, muy pronto les estaré compartiendo los detalles de aquella tarde y del análisis que presentaron algunos alumnos de la carrera técnica en psicología a cerca de mi trabajo.

Volviendo a ese hálito de atracción capaz de salvarnos la vida, me he pasado días enteros entre novelas completas de Vargas Llosa, la poesía de Alejandra Pizarnik y algunos autores más new age, de novelas cortas sumamente interesantes. Estoy pensando seriamente en nuevas publicaciones parecidas a ésta comenzar a recomendarlos ante todos ustedes, para quien guste. Han sido días de mucho aprendizaje, de situaciones hermosas, de un viento fresco que está llegando a mi vida a renovarlo todo. Leí una frase hace uno días que hacía mención a la importancia de pensar distinto para escribir distinto, y a mí, la verdad leer y sentir son las situaciones que me hacen pensar y escribir mejor.

Muchas gracias a quienes han seguido al pendiente de messieral.com, ya en unos días llegaremos a superar las 20,000 visitas lo cual me tiene sumamente sorprendido y me hace agradecerles de corazón por tanto apoyo y cercanía. Un abrazo a todos hasta el lugar en que se encuentren y ahora sí, muchísimas cosas hermosas vienen, entre ellas mis primeras novelas publicadas que espero les gusten mucho.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala, 23 de octubre de 2016