El Tiempo que Arde el Fuego

Será de nuevo
el siempre que quisimos,
con todos los excesos,
sin miedos, sin delirios.

No habrá más reglas
porque seguramente
las romperemos todas ellas;
no habrá despedidas,
ni debilidades
porque seguramente
esta vez será para siempre.

Y cuando sientas que en mis brazos
estará siempre tu hogar,
no prestes atención, no hagas demasiado caso,
sólo disfruta ese instante, ese momento de frente al milagro.

Abstente de romanticismo,
no es urgente,
no llenes mi cama de rosas sin permiso,
no intentes abrigar mi corazón que tanto disfruta el frío,
ni te quedes mirando si no tienes nada que decir,
porque el tiempo es infinito pero no para latir.

Por si las dudas te aviso
que el siempre podría ser más reducido,
quizás así funciona el destino…

Tiembla bajo mi cuerpo
y si un día el huracán
se lleva todo sin dejar rastro
de nada, ni de la alfombra que juraba
ver nuestros cuerpos siempre unidos;
tú no hagas demasiado caso
y vístete tranquila que de esto iba el juego…

Y a veces es inevitable cambiar y cambiar el tiempo que arde el fuego…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 31 de enero de 2,017

Anuncios

Al Otro Lado de mi Vida

Tú vivías al otro lado de la calle,
yo vivía para verte caminar,
una sonrisa fue aquel punto de partida
y una salida el verso a conquistar.

Cada viernes fugarse de prisión,
encerrarme entre tus huesos,
tu piel y el don de un profundo amor;
tardes bellas, caminos rumbo a los senderos
donde encajaban tus rubores con mis besos
y aquel secreto que jamás nadie escribió…

Tú veías a la luna por las noches,
yo veía para contemplar tu piel,
el amor es sorprendente
cuando poco sabes de él…

Pero pasa el tiempo y los veranos,
la vida se va haciendo sitio en cada historia,
juegan los días con las manos
de un cuento eterno difícil de olvidar.

Tú ahora vives al otro de mi vida,
yo vivo para sonreírte al recordar…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 31 de enero de 2,017

Luces Varias

Cuando las luces a tu al rededor
no te dejan distinguir la realidad,
cierra los ojos con tal candor
que al abrirlos no te sorprenda el azar.

Luces varias, reflectores de color,
noches eternas, vicio precioso
con sed de venganza y dolor.

Cuando todo acabe, frente al espejo,
verás a alguien que ya no tiene tu voz;
sueños perpetuos, glorias sin causa,
pérfidas cuerdas de la arrogancia.

Dinero estable, gasto impresionante,
noches de estrellas mortificadas,
delito en el mismo cuerpo celeste,
prostitución de las almas, ruinas preñadas.

Porque aquí no importa lo que pase,
porque aquí todo pasa cuanto olvide
que mi cuerpo ya no es parte de mi alma,
que la vida empieza en el trago y termina en su matanza.

Luces varias, reflectores mortecinos;
no todo es lo que parece, ni lo que parece es,
aquí se enferman los guiños de ojos consumidos
por el descanso de una vida que no saben bien qué es…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 31 de enero de 2,017

Antes de Antes

Te atreves a amarme
y bien sabes
que no soy habitante
de un tren,
te atreves a amarme
y no sabes
que antes de antes
ya estuve en tu piel.

Y yo comienzo a amarte
a pesar de que sé
que no tiene sentido el instante,
que no tiene ganas de quedarse,
cuando me hablas de todas tus señales.

Abrígame mucho y abriga tu piel,
que el cuento no acabe fugaz,
como acaba la vida, el disfraz;
abrígame mucho y abrígate bien
que el beso no acabe sin empezar,
como acaba el futuro, a necesitar;
que no tiene ganas de fallarte
el porvenir ni rodeado de todas sus amantes.

Y yo comienzo a amarte
con toda la fuerza del cincel
con el que trazo una línea divisoria
entre mi presente y mi ayer;
ven a hacer historia, ven a hacerlo bien
que no envejezcan las almas que se aman,
que no se envenenen nuestras ganas,
pues todo parece parte de una misma casa.

Te atreves a amarme
y no sabes
que soy habitante de un andén,
que el crepúsculo llama a la madera
por el nombre que ahora le reservan
cabizbajas cenizas del reproche que me amansa…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de enero de 2017

Rizos de Canción

Alguna vez nuestro beso,
alguna vez nuestro azul,
como un comienzo de lejos
cuando en mis pupilas no habitabas tú.

Y no tuvo premura el silencio
para anunciar su color al ocaso,
la verdad como un cometa calcinado;
préstamo herido de supermercado
que no dio señales de aquellos años.

Me puedo recordar de tus caricias,
tan importantes e infinitas,
como la pena del mundo
cuando tanto escasea el cianuro;
ven, que yo encontré la solución
al perdón por cada trazo
mal versado encima del color
y me he dedicado a hacer canciones,
para ver si algún día en las estaciones
cuentan nuestra historia a los amantes
para que sepan que tan sólo los cobardes
huyen de prisa ante inesperados males…

Alguna vez nuestro sexo,
alguna vez nuestra luz,
como la noche en desiertos,
tan duradera, casi como si me faltaras tú.

Y no tuvo manera el suplicio
para anunciar el temor en el vaso,
el vino yacía, siempre, escaso encima del televisor;
hipoteca rancia de inmóvil solución
no dio latido a la vida como a la muerte de ilusión.

Pudo salvarnos la vida, tu beso,
tu amor, tu pasión,
pudo guardarnos del llanto
tu hermosa tensión
y aunque mis manos soslayaban las estampas
que el correo malinterpretaba en sus migajas;
pude llenarte de amor, de frío y calor,
pude abrazarte hasta siempre, como a tu tesón
y en ese juego de cartas, dulcineas quietas de esperanza,
manantiales agotados hasta el agua, en que ganaban tus hazañas.

De pronto un cariño, tan perfecto y duradero,
de estandartes sus batallas, sus caídas y alabanzas;
mármol de rotos refugios, luces varias de acueductos
y una rosa asfixiada de ciudad, de campo y de las mismas tontas palabras.

Alguna vez nuestra historia,
alguna vez en tu misma ciudad,
como el amor que no calla
cuando tiene ganas de gritar…

Me fue salvando la vida, tu beso, tu amor, tu pasión;
te fue salvando mi amor, mi frío y calor.
Quiero abrazarte hasta siempre, como a tus rizos de canción;
mañanera, tan perspicaz, tan aduanera, como en tu cuerpo lo soy yo…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de enero de 2,017

Explicaciones

Explicaciones,
la condición que elige el verbo
al respirar;
como emociones,
que yo no guardo por el duelo
de alguien más.

Decir sin querer decir,
sentir sin querer mentir,
llorar sin poder elegir;
no digas nada pero creo
que el alivio fue una forma de latir.

Explicaciones,
la condición que elige el tiempo
para desgastar;
como ilusiones
que jamás te llevarán
a otro lugar;
verbo escondido,
en absoluta soledad
y un mar en calma
que nos mira malavenido
con su más cruel dorsal.

Por eso participo
de tu mundo
sin decirte más,
en mi defensa
afirmo que no pasa algo
más allá de lo que puedas imaginar;
ni tan roto, ni tan malo,
ni tan escondido, ni tan solo,
menos esquivo con los años
y más creativo, por si alguna vez,
alguien necesita que le quiera querer…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de enero de 2,017

Huella

Mírame a los ojos
y verás algo parecido
a lo que verías en un lago
en calma que no tiene final,
ni un comienzo de cristal.

Mírame a los ojos
y aún rasgos de los tuyos
te juro que permanecen
intactos como los cipreses
que aquella mañana te vieron llegar.

Y mira como sonríe
mi alma por volverte a encontrar,
por el final de la tristeza
cuando vuelve la dueña
de la historia más bella
que me guardó en su huella.

Y escucha como canta
la lágrima azul en mi cuello,
es terrenal pero tan celestial
vivir para volverte a besar…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 29 de enero de 2,017

Los Amores que Empiezo

Me han invadido las ganas de irte a buscar,
la vida aquí no es nada fácil si tú no estás;
mis ascuas van agonizando sin fuerza,
la aurora sabe muy mal… Muy mal.

Y los amores que empiezo me empiezan a matar.

Cuando tú estabas besabas mis labios
con aquellos besos de eternidad,
el dolor pasajero tan sólo era algo más;
yo no sé volver casi de ningún lugar
ahora que no estás
y los latidos guerreros de mi corazón
se han puesto a llorar.

Yo no entiendo la vida si tú no vuelves
a rescatarme del desastre que inventé,
ni comprendo la noche o el día sin tu nuevo atardecer.

Los amores que empiezo me empiezan a roer…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 29 de enero de 2,017

Publicado originalmente en www.facebook.com/messieral.


De Aquella Vez

De aquella vez recuerdo cada detalle,
de cada detalle recuerdo sus calles,
de las calles tu mano en la mía,
de mi mano tu hermosa alegría
y de tu hermosa alegría aquel beso que merecías.

Dulce era la vida cuando el amor nos juraba
que nuestras fronteras nadie las invadiría,
que por siempre tú y yo, que por siempre yo y tú,
y este es el momento en el que no he vuelto a ver tu luz.

De aquella vez recuerdo cada camanance,
de cada camanance los dos que hay en tu espalda,
de tu espalda recuerdo la forma en que la recorría
y de la forma en que la recorría que alguna vez fuiste toda mía…

Dulce era la vida cuando el amor abrigaba
las promesas de ternura que siempre me hacías,
esas maneras tan tuyas de prometer el mar azul,
que por siempre tú y yo, que por siempre yo y tú,
y este es el momento en el que no he vuelto a ver tu luz….

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 29 de enero de 2,017

Respirar

Hay días que parece
que la vida tiene toda la intención
de hacerme saber que no es lo que parece,
que a veces es horrible en toda su extensión.

Y el demonio se pasea hilarante por el centro
de cada uno de los pasillos de mi derredor;
la verdad cruda es amarga sólo para aquel
que sin mirarse, sin prestar más atención a su neceser,
lentamente y con astucia va perdiendo todo rasgo de razón.

Las caídas y los golpes necesarios para el alma
hoy me duelen, como si fuesen heridas hechas por metal,
estoy solo y destruido, tan cansado y sin abrigo;
te juro que hasta me está costando vislumbrar.

Hay noches en las que aparece
la peor de las caricias, de la desolación,
y la rabia nos consume, desaparece a la inmune
ternura que por amor siempre nos unió;
discusiones y peleas, las matanzas, las rabietas,
todo viene precedido de falta de autocontrol,
me estorban mis enojos, mis frustraciones, mis cadenas,
yo te amo tanto; y daño es lo que jamás he querido causarle a tu corazón.

Las tristezas y los miedos inclementes que me nacen,
me desgastan y me parten en una mitad de mí que desconozco,
será que ya es muy tarde, o aún queda tiempo suficiente
para reparar todo lo que mi otro yo hecha a perder y ha hecho trozos.

Sin saberlo bien, la mejor respuesta es respirar,
contener todo orgullo y toda maldad,
me entristecen las batallas innecesarias,
acércate que necesito tranquilizar mi pecho entre tus alas…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 28 de enero de 2,017

Cuestión de Viajes

Cuando el tiempo escape,
de ti y de mí,
será el viento el que nombre,
con sus manos, nuestro abril…

Será la canción la que beba
todo el vino que no compartí,
tú verás desde el borde la arena
y entre sus colores el cielo gris.

Será como extrañarnos sin dolernos,
será como inquietarnos por momentos
cuando frente a frente las batallas,
de otros mundos, muestren sus cometas.

Cuando el hotel que vimos arder
muestre la evidencia con su tinta
y nos vuelva a reunir con su hiel,
yo sabré vivir el resto de mi vida
con el sabor, en mi boca, de tu piel.

Porque cuando el tiempo escape
yo lo haré con él,
caerá el manto helado de mi recuerdo
y tu beso será el mejor equipaje;
olvidarme de ti no es cuestión de tiempo,
pero quizás sea una cuestión de viajes.

Recorrer el mundo
como antes lo hice con tu cuerpo
podría salvarme del milagro de ti;
de ti y de un milagro y de mí…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 28 de enero de 2,017

Sendero de Ciudad

Cada paso que yo avanzo,
al centro de tu distraída urbanidad,
soy más tuyo y menos mío,
más de aquel verso furtivo
que reinicia mis acciones y mi andar…

En verdad soy más del viento
que me guía entre los espejos,
como la piel a aquel guerrero
que le sirve de señuelo;
cada paso es un motivo,
cada letra el duelo mismo,
ahora que camino sobre tu antifaz,
no por nada amo esta vida de ciudad.

Cada paso que yo trazo
sobre el lienzo de tu beso paranormal,
soy más tuyo y menos mío,
más de aquel tiempo perdido
que reinicia mis emociones y mi cantar…

En verdad soy más del verso
que de la misma poesía,
soy más de las antiguas lunas
que siempre prometías;
cada paso es un silencio,
cada letra mi consuelo,
ahora que camino sobre tu mordaz
sendero de ciudad.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 28 de enero de 2,017

Este Tiempo que ha Pasado

Todo este tiempo que ha pasado
no ha podido desdibujar
el recuerdo de tus manos
palpitando en mí al amar.

Conservo intacto tu espacio,
pensando que quizás
falta poco para aterrizar
en el que fue nuestro aeropuerto,
hogar y sueño al volar.

Todo este tiempo que ha pasado
jamás podrá hacer desaparecer
el recuerdo del amor que construimos,
el cielo jamás podrá llegar a arder
de la forma en la que tú y yo lo hicimos;
aún te pienso con las letras de tu nombre
dibujadas en la firmeza de mis ejes.

No importa el rostro
o el cuerpo que ahora me visite,
la respuesta a mi lamento
siempre serás tú, siempre que erice
con su dulce tonada el viento
a nuestros cuerpos que duermen intactos,
en el tiempo, en un abrazo perpetuo
que nunca termina, que perdura hermoso
en ese instante tan feliz y peligroso.

Mi camino siempre estará detrás de tu rastro
y todo lo que yo sé de amor siempre gritará dentro de tus ojos;
como los segundos, los minutos y las horas dentro del reloj
que ahora se detiene para evitar caminar con destino a mi dolor.

Pero sé que una tarde volverás,
a la cinco, lo sé con seguridad,
el tiempo que ha pasado no pudo desdibujar
la historia de amor que no solíamos abandonar.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 27 de enero de 2,017

¡messieral.com Supera las 25,000+ Visitas!

A tan sólo cinco días de que  messieral.com cumpla un año de haber iniciado, hemos superado la cifra de 25,000 visitas, lo cual es gracias a todos y todas ustedes que siempre están viniendo a leer mis escritos y demás propuestas. Me impacta grandemente que hace tan sólo dos meses estaba celebrando con ustedes haber superado las 20,000 visitas.

Quiero agradecerles por todo el apoyo que siempre me brindan, por leerme, por sus comentarios y por hacer suyas mis palabras. Vienen cosas muy importantes para este sitio y contenido nuevo para todos ustedes.

A todas las personas que, día con día, se están uniendo a mi sitio y a mis redes sociales les agradezco profundamente por la valentía de quedarse, por ser parte de este movimiento artístico que busca perdurar.

Les deseo muchos éxitos y bendiciones en todo lo que emprendan, yo aquí seguiré escribiendo para ustedes. Muchas gracias por estar.

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 27 de enero de 2,017

The Sweetest of your Kisses

When you wake up so early
your eyes are the lanterns that light my way
and if I lose consciousness you’re always there
next to me, although I didn´t ask for it.

I love you because you are permanently
loving me, taking care of me,
protecting me from that cruel past
which threatens to face us again.

And I love you and I take care of you because you are my love,
so beautiful, so ideal
for this poet who dedicates his verses
to your sweetest look, to the sweetest of your kisses …

©MESSIERAL | messieral.com
Guatemala City January 27, 2017


Do not forget that you can find all my poems and phrases in English, in my section: English Version Thank you very much for reading me.