Calabozo para un Nombre

Prisas de lavandería y un fernet
que jamás saboreé,
Noche Buena moribunda en la frontera,
dulce condena y lluvia entre mis letras
jugando siempre a la renovación.

Puede que el viento nos guíe tardenoches
hacia la misma estación
desde donde un iceberg nos vigila
con motivos de ocasión;
y sea por bien sacrilizado
o por un mal que nunca esperamos,
pero dicen que hay luces
imposibles de apagar.

Porque el trabajo de poeta no pagado
es lo que nos salva la vida,
lo que nos mantiene en ella;
júbilo hermoso de tinta indeleble,
público absorto ante el maestre
de una corrida que no ha sido nada clara,
de un rincón que se ocultaba en la mañana
y de un idilio con una dama prestada.

Puede que artesanos comprendan
el sentimiento de una voz,
que las alondras nos llenen de furia
los espejos del amor
y que arda en sus palabras la Noche Vieja
a la misma hora en que amanezca;
o que la muerte no nos quiera borrar la pena.

Verso perfecto, inconcluso,
postre de almendras y trenes,
cuentos para dejar de dormir
y un calabozo en el que ocultar tu nombre…

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 21 de febrero de 2,017

Anuncios

3 thoughts on “Calabozo para un Nombre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s