Amor Contemporáneo (Muy Parecido a la Felicidad)

Hermosa la exactitud de esa mañana,
imprecisión sólo en el viento atravesando tu vestido,
pues mi armadura fue ese viento, desde enero hasta el cielo,
y luego la caída, el abismo, los senderos iracundos de la hermenéutica
intentando explicar cada una de las lágrimas que tatuamos en esas últimas cartas…

Volver a verte ahora que miras de cerca mi sonrisa
es como rodar pendiente abajo sin pensar en nada,
quizás sea una fe de errata que la vida nos plantea
o un silencio demasiado ruidoso a través de mi diafragma.

Y es que hay un secreto que me gritan tus pupilas,
un conteo regresivo hasta iluminarme con el resplandor con que ahora brillas,
como si el renacimiento de las artes iniciara en el beso que prometes intencionalmente
porque me recuerda todos aquellos besos que nunca olvidé por recordarte,
por vestirte indeleble y desnudarte con esa proyección astral del buen maestre…

Volver a verte ahora que miras de cerca y me acaricias
es muy parecido a la felicidad, como cuando te miro a los ojos
y me sorprendes con tus labios rojos encendidos en memorias
que predicen el amor contemporáneo capaz de enloquecer nuestros antojos.

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 27 de octubre de 2,016

Origen: Amor Contemporáneo (Muy Parecido a la Felicidad)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s