Sabores

Yo veo como flotan
todos lo sabores de la muerte,
todo es tan artificial,
se ha escapado mi buena suerte.

Y no intento escribir,
yo no quiero decir;
pero aún así nacen los cristales
que conducen las palabras a las sienes.

Empieza a doler tanta poesía,
pues sin amor el alma se enfría;
sigue doliendo la poca literatura
que el presente simula en su partitura.

Y ahora dime en qué idioma están hablando los milagros,
intento comprender y no comprendo uno sólo de sus escenarios.

Yo veo como flotan
todos los sabores de la muerte,
todo es tan artificial,
se ha escapado mi abril de la suerte…

Cámaras portada, insolucionable,
que no habrá privacidad para quien no se salve.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de abril de 2,017

Anuncios

Suave Tentación

Sitio o confín,
ámbar que no acaba,
dulce carmín
y un beso para el alma.

Truco sin magia
en esta canción
que se canta en tardes cabizbajas;
suave tentación,
amuleto con trampa,
como las caricias de tus manos claras.

Si no te olvidé no fue por falta de, mía, voluntad,
es culpa de tu infame ternura que no me deja de hablar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 29 de abril de 2,017

Toda la Vida

Si volviera a verte,
si volviera a hablarte
sé lo que ocurría;
porque jamás fui inmune a besarte;
si se enterara tu amante,
si conociera tu instante
como conozco tus mares
quizás sabría olvidarte…

Si respondiera tus mensajes
de hace tres meses,
si no me dolieras y no me gustaras
tanto como me gusta pensarte
quizás todo sería más fácil;
si hubiera olvidado tus besos,
si nuestras canciones ya no tuvieran aliento,
si nuestras bocas no hubieran eternizado el momento
todo sería, en consecuencia, un poco menos incierto.

Si volvieras a verme,
si volvieras a hablarme
sé lo que ocurriría;
porque jamás fuiste inmune a coquetearme;
si se enterara tu amante,
si investigaras tu principios y no sólo tus finales,
como investigué tus pechos y tu sed
quizás sabría tratarte…

Si te echara a perder el orgullo, otra vez,
si conquistara tus ganas como ayer
quizás junio volvería, grandioso, a brillar
a la orilla de un lago que sabe muy bien como debe palpitar…

Si el tiempo se pudiera regresar
y en ese instante al volver
aquella canción poderte cantar,
la que dice que toda la vida te voy a esperar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 26 de abril de 2,017

Una Herida con la Que Me Echo a Reír

Si entonces él hubiera
zurcado con su dedo un poco de cocaína
y dibujado en sus espacios un corazón;
¡Te habría sabido a amor!

Cuando amor late a ti te late el precio,
como cuando estás tan fuera de contexto
al explicarme las razones con las que quieres abrazarme
y pasa otro día, otra muerte, así como duerme otro instante.

Porque tu no estás hecha de piel sensata,
a ti la emoción te hace ver tan pequeña,
la razón hasta tus propios ojos transparenta;
eres de cruda prudencia, una llama
que jamás arde, que jamás está contenta.

Si entonces él hubiera
mezclado heroína con ron
y de esa mezcla te hubiese invitado
a saborear su alma descubierta;
¡Te habría sabido a amor!

Cuando amor late a ti te late el precio,
como cuando vas tan fuera de contexto
al explicarme las provocaciones con las que quieres abrazarme
y ver pasar otro día, otra muerte, así como miras dormir al presente…

Y ya sólo contengo la caricatura
de tus besos cobardes, de su textura,
todo lo demás que viví junto a ti
es tan sólo una herida con la que me echo a reír…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 25 de abril de 2,017

Nueve

El abrazo más largo de toda mi vida
ocurrió hace nueve años atrás
y mientras me olvidaba de escapar
regalaba versos dulces, amor de más de un día;
lluvias al carbón y estrellas sin color
dispuestas a encontrar amor
en el de aquellos brazos necesarios
para reconstruir mis escenarios.

Y fue tal aquel sentimiento
que, aunque todo lo olvido, aún lo recuerdo;
fue tal aquella euforia, tal aquel momento,
que te juro que tampoco olvido esos primeros besos.

A su lado fui inmortal, siempre eterno,
me comporté como jamás y no me arrepiento;
todo azar y todo verbo conjugaba en sus cimientos,
todo amor y toda historia resumía sus comienzos;
no falto noche de luna un dieciocho de diciembre,
ni, hoy, un brindis a la salud de las mejores cosas que se pierden…

Y fue tal aquel amor
que, aunque todo lo olvido, aún le recuerdo;
duerme siempre suavecita en un secreto aposento
en el que abrazados duermen todos los elementos
que han hecho de mí todo esto que aún siento.

A su lado fui inmortal, siempre incierto;
fue tal aquella euforia, tal aquel momento
que te juro que tampoco olvidaré esos últimos besos…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de abril de 2,017

La Distancia de Seguridad

Echaría tan abajo la discordia
que genero al abrir la boca
y las ganas de incordiar la profecía
de ese tan esperado mejor día;
si tan sólo aparecieras y me recordaras
como se siente tener cerca
a un amor que trasciende a las palabras…

Echaría tan abajo la distancia de seguridad
que me prometí guardar con quien amo más…

Porque tan sólo y pesimista
no recuerdo el sabor de una sonrisa,
se me olvidan los atrasos y las prisas,
me desangra hasta la más insignificante herida.

Echaría tan abajo la mañana,
la luna de esmeralda y su coartada;
bebería de las lágrimas de un pecado cometido
cada verso que, yo, todavía no he escrito.

Y te besaría como sabes que me gusta besar,
te haría el amor con acrobacias que aún no olvidas;
dictaría a tus caricias cada frase que hice mía
al centro de todo este huracán en que no brillas.

Y echaría tan abajo toda distancia de seguridad
que me prometí guardar para ignorar que yo te amaba más.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 18 de abril de 2,017

Teatro Desnudo

Tengo un teatro desnudo
y sus manos abiertas,
dulces historias de un muerto
que ha escondido las puertas;
es como un talismán su mirada
y la noche parece no estar preparada,
será el ocaso o las crueles palabras,
la oscuridad o sus mangas desgastadas.

Y allí deambulan tantos personajes,
tantas historias que no me parecen importantes,
llorar a veces no es solución, ni reír su asonante;
llama pronto a todas y cada una de mis amantes
y diles que tenían razón, jamás estuve en otra parte…

Tengo un teatro desnudo
y sus manos inquietas,
agrias historias de un vivo
que perdió sus maletas;
es como un sacrilegio su esperanza
y la mañana parece estar muy alterada,
será el amanecer o las bellas palabras,
la tenue luz o su tristeza que no acaba.

Y allí se detienen tantos personajes,
tantos momentos sumamente importantes,
gritar jamás ha sido revolución, ni un segundo distante;
llama pronto a todas y cada una de mis amantes
y diles que tenían razón, siempre estuve en otra parte…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 18 de abril de 2,017

Dolencias Comunes

Días en los que no basta la poesía,
noches que se llenan las pupilas
con aquella solución en gotas
que te droga y vaya si te droga;
porque vuelven los recuerdos,
los más duros y convexos…

Y vas directo a los jodidos timelines
de las jodidas redes disociales;
ves que ahora se asesina en directo
y se retransmite con el morbo
que nos sobra sin asombro.

Y mientras intento pensar en la felicidad,
mientras intento volver a retratarle con la palabra,
me vence el malestar con el que cohibir,
la humanidad que nos quedaba, basta para querer huir…

Se hace el silencio del material de un milagro,
es bendito el instante, de paz, sin las luces
que llenan nuestro día a día de tanto sabor amargo
y otra vez el insomnio se resume en dolencias comunes.

Días en los que no basta la poesía,
noches en las que calla la canción;
mala suerte de época o de tintas
que no anulan tan herido sabor…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 18 de abril de 2,017

Abril 16

De segundas intenciones,
de tus manos y las mías;
de una guerra que despierta estando viva
y facturas no pagadas en vigilia;
parece que no se ha cansado el día…

Porque estamos más indignados que molestos
y más inquietos que, en estos meses, los cerezos;
aún así nos arrollan sin demasiada piedad,
nos atacan con sus armas y con toda su ansiedad;
si bajan nuestras caras, es importante que sepan
que no es por miedo, es para ver como sangran las piedras…

Porque otra vez es abril, mi abril,
el que con los años tanto he amado, en constancia,
y me lo quieren llenar de las manchas
que esparce esta cruel humanidad inhumana…

Yo te recuerdo canción,
labio, consuelo en bolero;
aún me late el corazón
cuando de noche te pienso
y este abril no parece ser cierto,
no se parece en nada a ese nuestro.

Todo lo que quedó atrás
tiene en sus manos los versos
que yo escribí para ti, para amar,
en el año de mis mejores anhelos.

De segundas intenciones,
de tus manos y las mías;
de una guerra que despierta estando viva
y facturas no pagadas en vigilia;
parece que se nos inunda la herida…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 16 de abril de 2,017

¡messieral.com supera las 40,000+ visitas!

Como ya es costumbre en este blog cada 5,000 nuevas visitas publico una entrada en agradecimiento a todas y todos ustedes que hacen posible que este proyecto siga creciendo cada vez más, día con día.

Muchas gracias por su apoyo incondicional, el cual es sumamente importante para que pueda seguir adelante. Esta semana habrá anuncios muy importantes así que atentos y atentas.

Deseo que se encuentren muy bien, sé que actualmente en todos los continentes del mundo se están viviendo situaciones sumamente complicadas; pero intentemos desde nuestro sitio dar lo mejor de nosotros mismos para poder seguir adelante pese a toda adversidad.

Mi gratitud con ustedes, éxitos y bendiciones en todo cuanto emprendan. Nos vemos en las 50,000+

©®MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 11 de abril de 2,017