La Noche que te Vi

Me volvería a hacer canción en tu cuerpo,
te volvería a decir a todo sí
y volvería a llenarte de besos los labios
como llena mi luna un confín.

Me volvería a hacer poema en tu cintura,
te volvería a jurar que no me pienso ir
y volvería a rendirme a tu amor en aquella postura
como vacía mi escenario la noche que te vi.

Pentagrama y el sabor de tu espalda,
arrogancia de belleza sin palabras
y una nueva oportunidad en el alma
para grabar en su corteza la esperanza.

Me volvería a hacer canción en tu cuerpo,
te volvería decir a todo sí
y volvería a llenarte de besos las manos
como llena mi luna tu latir.

Me volvería a hacer poema en tus caricias,
te volvería jurar que no quiero morir
y volvería a rendirme a tu amor en aquella postura
como vacía mi escenario la noche que te vi…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 31 de mayo de 2,017

Anuncios

Cuando Hace Frío

Fue el mayo más bonito que ha existido,
me incendiaron toda antigua embarcación,
sabotearon mi futuro y mi destino;
el viento comenzó a soplar a mi favor.

Me creció otro corazón, más puro y absoluto,
menos tosco, hiriente y consumido;
me mostraron el lado más hermoso de un colchón
en el que amar todo el cuerpo de un corazón.

Fue el mayo más bonito que ha existido,
me obligaron a cerrar la puerta a lo más bello,
sabotearon mi esperanza y devoción;
el viento por fin comenzó a soplar a mi favor…

Me creció otro corazón, más puro y bondadoso,
menos cauteloso, oscuro y escurridizo;
me mostraron el lado más hermoso de una canción
que aún me atrevo a cantar cuando hace frío.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 31 de mayo de 2,017

 

 

Viendo de Frente para Defender una Verdad

Es simple, como cuando no nos preparamos para una conferencia en la universidad y a última hora pasamos, al frente, a transmitir importante información al claustro, de la manera más mediocre posible: Leyéndola directamente de borradores o tarjetas de respaldo. Así, exactamente igual, veo a los poetas de estos tiempos presentando su trabajo… Sin ver de frente a sus oyentes para defender su verdad…

Si me equivoco no lo sé o si es un pensamiento demasiado drástico; mientras tanto yo seguiré viendo de frente a quien quiera acercarse al arte que produzco y defiendo…

Porque me resulta bastante triste que un poeta pueda memorizar con los sentidos versos de otros y no los propios.

 ®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 31 de mayo de 2,017

Je t’ai trouvé

Te encontré escondiendo una lágrima
ante la vista inadecuada de todos los demás,
lo hacías bastante bien para estar tan bella
pero de mí nunca te supiste escapar.

Y vi quemarse tu piel,
se encendían los colores
que te hacen menguar después.

Y vi agotarse tu miel
se perdían los sabores
capaces de salvarte otra vez.

Te encontré sonriendo sin ganas
ante la vista enferma de todos los demás,
lo hacías bastante mal para estar tan guapa
pero yo siempre te he sabido adivinar.

Y vi brotar un clavel
del centro de tus dudas o tu fe;
y vi morir a un rey
que quiso anestesiarte de volver;
y te besé…

Te encontré incapaz de escapar
ante la vista indiferente de todos los demás,
lo hacías bastante mal para estar
planeando irte conmigo y jamás regresar.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de mayo de 2,017

A tu Tarde Entreabierta

Si amar no fuera complejo
quisiera afirmar que te vi
y fue bello abrazar el silencio,
guardar en mis ojos la imagen de ti.

Si amar no fuera complejo
quisiera creer que te di
un poco más que los inviernos,
un poco más que un jardín.

Porque quisiera entender
que mi boca recuerda tu ley,
que los horizontes se acercan a ver
si aún conservas la mirada de ayer;
y, así, poder corresponder a tu tarde entreabierta,
a tu asombroso poder para alejar de mi playa las tormentas…

Si amar no fuera complejo,
si nunca me hubiera enamorado de ti,
sino me hubiera decantado por tu fuego
dime qué sentido tendría vivir.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de mayo de 2,017

Mi hora de Volar

Enumerábamos las gotas de lluvia
y apostábamos todo el oro a la más guapa;
nombrábamos las tardes una a una
y cuidábamos las causas sin palabras.

Porque a los besos supimos configurar
la luz de las estrellas para amar;
y amarte se convirtió en mi hora de volar,
de viajar a otros planetas, de encontrar la paz.

Ojalá que dónde sea que te encuentres sepas bien
que adorarte siempre fue una cuestión más importante que la piel…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 29 de mayo de 2,017

Con Palabras de Fuego

Añadir tu ropa,
despacio, a la textura de la alfombra
y el cambio repentino en el clima
a nuestra colección de cosas ciertas;
al besar tu cuerpo desnudo descubrí
que a veces la marea burla a la gravedad,
que a veces no está mal fijarme en ti
para saber la dimensión de mi necesidad.

Y al buscar la estrella
que plantamos en el jardín del cielo
suelo encontrarte en ella
al centro de mi más grande deseo.

Si en algo tuve razón alguna vez
fue en sentirme tan enamorado de tus ojos de aguacero,
si en algo tuve suerte esta vez
fue en escuchar tu voz que pronunciaba mi nombre con palabras de fuego…

Añadir tu ropa,
despacio, a tu espacio personal de la alfombra
y el cambio repentino en el clima
a nuestra colección de cosas ciertas;
al besar tu cuerpo desnudo descubrí
que a veces la marea burla a la casualidad.

©®Messieral|messieral.com
Ciudad de Guatemala 28 de mayo de 2,017

 

 

 

VIDEOPOEMA «LA DISTANCIA DE SEGURIDAD»

Poetry & Cinematographic Video by ®Messieral performing «La Distancia de Seguridad» ©2017 messieral.com Guatemala, C.A.

Activa los subtítulos para ver el texto. | Turn on subtitles to see the text.

Subscribe

Caracteres

Apareces tú, con tus caracteres,
aunque no lo diga yo te extraño más;
tengo el corazón en ascuas
y tus besos siguen estando tan vigentes.

Porque no olvida un corazón
que sabe amar con poesía
a la mujer con la que más reía
y a quien más amó…

Apareces tú con tus andenes
y mis trenes se disponen a la velocidad
que las caricias amainaron al estar
bajo la misma luna, cobijados por la misma necesidad.

Apareces tú, con tus caracteres,
y el corazón me salta de felicidad,
aparezco yo, con mis anaqueles
llenos de fotos tuyas y de tu mirar…

Porque no olvido tu cuerpo,
ni tu nombre, ni tu dirección;
no olvido tu letra, tu cielo,
tus besos, ni tu ropa interior;
sólo me olvido de buscarte
de forma tan valiente como antes,
por si acaso la mala suerte
engulle todo lo que me apetece.

Apareces tú, con tus caracteres,
aunque no lo diga yo te extraño más…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 26 de mayo de 2,017

Boulevard Azul

Fue una exclusiva vez
en un boulevard azul,
como ocurre el infinito
al desbordarse sin más ley;
así ocurrió que tu tacto,
que tu palpitación
se apiadó de la sombra
de un herido corazón.

Y figuró la aurora entre las llamas
de un meteoro con hambre al devorar;
y figuró la mañana entre las ramas
de un eterno presagio al caminar.

Así ocurrió que tus labios,
que mi antifaz y mi palacio
cayeron rendidos ante el solsticio
que no acaricia los inseguros principios.

Boulevard azul,
amor constancia,
ración de luz;
que ya no llora
ni duerme,
que no recuerda
ni miente.

Boulevard azul,
agua sagrada
como un cristal
de prisma hojarasca
y tú salvándome,
con cada atardecer, el alma.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 25 de mayo de 2,017

Erotismo para Dos (Contorno Exterior)

—Sed, sed de ti — Respondió
con toda ternura cuando pregunté:
— ¿Qué sientes por mí?

Y allí estallo en dulce privilegio
el corazón oscuro que me latía;
porque su don amor era de lluvia a tono
con el hermoso sol que se escondía.

Nos crearon de un fuego irreverente
que además de quemar era capaz de dar calor
y nos regalaron la impaciencia de amantes
pero ninguno de los dos habló de amor.

Y así fuimos entregando nuestros cuerpos
a cada cama, a cada desierto, a cada momento
en el que los límites desaparecieron de nuestro universo.

Nos bebimos todo el vino de la tarde
y en el claroscuro de seis meses la sed se terminó;
aún nos preguntamos si restarle
a la versión que contaremos tanto erotismo para dos.

Porque allí estalló en dulce privilegio
el corazón oscuro que le brotó;
y así, en cada cama, en cada desierto y  en cada momento
en el que los límites desaparecieron de nuestro contorno exterior…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 25 de mayo de 2,017

Un Corazón

Tengo un corazón
que no se deja atrapar,
a no ser que sea por tus manos
y por aquel mismo zaguán
en el que un primer beso nos sintió.

A no ser que vuelvas a sonreír
y traer el sol a la cama del poniente
en la que me enseñaste a subsistir
con las heridas de la vida silente
que siempre fue mejor junto a ti.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 24 de mayo de 2,017

Souvenirs

Cuerpos azules
de mapa imperial,
dulce nostalgia
cerrojo al azar…

Ayer… Por ser
amantes del anochecer
al ver… Su ley
creímos querer renacer;
pero querer con tanto amor
al creer con tanta devoción
fue y siempre será
una belleza particular.

Porque se enamoró
perdidamente de mí
y yo dije no,
o quizás dije sí,
pero con tantos souvenirs…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 21 de mayo de 2,017

8:53

Lluvia prometiendo
los problemas suficientes,
las dificultades necesarias
para enseñar su lección.

Cuento de hadas para tres,
dulce sortilegio inesperado
con sabor a dulce de leche y fe;
amor de una misma verdad,
mundo inquieto y hermoso,
ojos negros llenos de tanta claridad.

Lo que quiero decir,
es que hoy al despertar
sobre mi pecho desnudo
un color volvía a murmurar;
porque tu nombre está inscrito
en todo aquello que yo sé muy mío,
mi silencio en tu alegría y mis gritos en tus gritos,
cada cual tiene un momento en el que ser tan feliz.

Así que empieza a deletrear
la belleza del primer minuto en el que te tocó
despertar al centro de este inmenso mar;
porque tus ojos y los míos se encontraron,
desde el primer momento; negros llenos de tanta claridad…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 20 de mayo de 2,017

Como el Secreto de un Secreto

Guardas el silencio
como el secreto de un secreto,
la versión válida
de la verdad aminorada;
al correr, al cantar,
al decir: «No volverá a pasar»;
al doler, al llorar,
al caer cansada y triste de esperar.

Pero los barcos
tienen que partir a diario
y las olas moverse con la gravedad;
y tienen los niños que sonreír
como lo hicimos al compartir
los besos y los sueños con aquellas lunas de abril.

Porque los amores
tienen que escapar a salvo
y afrontar la soledad que enmudece
cuando más fuerte lo siente,
tan sólo a veces, esas veces…

Por los pasos que de mi mano habitaste,
por el breve tiempo que nos borra el desastre
no confieses tanto la ternura, no confieses a nadie;
que sea así la verdad que guardamos al Este
de aquella marea que trajo obsidianas,
la fortuna, por debajo de nuestras estrellas y el alba.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de mayo de 2,017