El Sentir de mi Poesía (Publicación Especial)

A ti que eres parte de esa minoría
que comprende el sentir de mi poesía,
de mi caricia futura y rebeldía;
que has contemplado conmigo a la chica desnuda de la calle Rotterdam,
que te has quedado a dibujar conmigo a tu luna inmortal.

A ti te siento siempre a una milla del dolor,
porque lejos de ti no encuentro los caminos necesarios
en los que perder el rastro de la tristeza que el dios del lamento
nos quiso perpetuar, sin saber lo feliz que nos hace el milagro que ya te sucedió

Mientras tanto, yo sigo cuidando mi sueño desnudo
y mi alma sigue aquí vestida de revolución ,
sigo brindando por tanta poesía y por tantos amores, sin rumbo,
por el canto azul que es revancha y desquite contra la desilusión.

A ti te presentaré a la niña que fabricaba cometas,
quizás la llegues a querer, tanto como yo,
y quizás su ausencia te presente una forma de soledad
que es la que yo vivo, que es la que yo siento
y de la que quizás sólo nos libre nuestra unidad.

Ojalá inauguraran un país de artistas,
allí te llevaría a vivir, allí conocerías a la mujer que me amó
y pediría a mis poemas que te besen, de la forma en que ella mira
las gotas de la lluvia fría que me han llenado en el corazón.

Y al escucharla hablar sabrás por qué los arrebatos de Candombe
suelen ser los perfectos caminos con destino a la inmortalidad;
y al escucharla escuchar conocerás la verbena que el horizonte
ensaya cuando se ha olvidado, de una vez por todas, de todo lo demás…

A ti te dejaré ver mi más lúgubre infierno,
te advierto que para olvidarte de mi reino
tendrás que implorar al cielo regresar el día que te besé
con miel y veneno, en forma de palabras, al olvido de tus duelos.

Adorable y canalla, te veo, en todo momento,
incluso, cuando las luces se van a apagar
y cuando te digo que tú no puedes gustarme tanto,
que mi latido conservo imperturbable como el azul de mar.

A ti te contaré mis secretos, tú lo sabrás,
que sangro una especie de arte con ganas de amor físico nuclear;
que tú me das felicidad, que para ti siempre tendré elogios,
si bien sabes que siempre somos muchos más de los que somos…

A ti te contaré mis secretos, que todo primer beso
es estampa de un mundo anterior que vivimos,
de un poema hermoso y prescrito, atisbo,
que nos une en nombre de la palabra y sus latidos…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de septiembre de 2,017


Poema Creado con los títulos de todos los poemas que he publicado en mi sitio web en el mes de septiembre del año 2,017.


Anuncios

Todo Primer Beso

Todo primer beso antiguo
desaparece de mi boca
cuando tú me besas,
por vez primera y en silencio.

No hay nada más bello
que el roce de tus labios,
sobre mi alma, ni consuelo
más puro que el sabor de tus besos.

Y así te vas ganando mi respeto,
mi noche soleada, mi éter sincero;
mi vida y el arte que guardé tanto tiempo
en secreto, en mi duelo, en mis versos…

Y así te vas ganando mi amuleto,
mi tarde madrugada, mi esencia de fuego;
mi amor y la parte de mi alma que he desprendido
en mis noches de insomnio forajido.

No hay nada más bello
que el roce de tus labios,
sobre mi alma, ni consuelo
más puro que el sabor de tus besos.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de septiembre de 2,017

Estampa

Todos los mecanismos del amor
observan con ternura tu crisálida,
mira como el honor me teje la voz
y la de esos dos ángeles que te entierran.

Sueño multicolor, frases nuevas,
estampa preciosa de locura y maldición;
no dejes de amarme por miedo a las letras,
no vuelvas a amarme por amor de Dios.

Y vuela como una estrella viva
que zurca la ciudad del cielo;
camina despacio sobre la hierba
que roza tus pies descalzos en silencio.

Sueño multicolor, frases nuestras,
estampa preciosa de ternura y compasión;
no dejes de amarme por miedo a la herencia,
no vuelvas a amarme en nombre del dolor…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 29 de septiembre de 2,017

Todas las cosas, personas, lugares y sentimientos que jamás olvidaré, tienen un tiempo prudente para inmortalizar su huella en mí… Pero a ti… Te han bastado tres cuartas partes de un suspiro y los segundos que dura un sorbo de Ruby Black Velvet en hacerme feliz.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 29 de septiembre de 2,017

Siento

Siento que, a veces, escribo por escribir, para no leer los diarios,
para no encender el televisor y no estar atento a las tendencias;
siento que, a veces, amo por amar, para no sentir mis labios,
para no alzar la voz y acusar a todos de cobardes alimañas.

Siento que, a veces, vivo por vivir, para poder asistir a los teatros,
para evitar el dolor que me producen las sátiras idiotas y mal habladas;
siento que, a veces, gimo por gemir, para no sentir tu enfado,
para no llorar de valor al comprender que eres igual a mi última calada.

Pero, a veces, siento y también lo siento, cuando mis versos tocan almas,
cuando rimo la tristeza de alguien más y la convierto en un poema;
pero, a veces, siento y también lo intento, cuando mis versos hacen mapas
para los náufragos que solamente intentan regresar, sanos y salvos, a sus casas…

Siento que, a veces, canto por cantar, para no leer tus manos,
para no captar tu mala intención y no estar atento a tu conciencia;
siento que, a veces, duermo por dormir, para no vivir tus sueños,
para no guardar mi voz y dejarte ser dueño de nuestra incompetencia.

Siento que, a veces, beso por besar, para poder olvidar los cementerios,
para evitar la calma que me produce el conformismo que me agencias;
siento que, a veces, despierto por despertar, para poder recordar que miento
cuando hago caso omiso a tu repugnante forma de alimentarte de maldad.

Pero, a veces, siento y también presiento, cuando mis versos unen sexos,
cuando rimo la alegría de alguien más y la convierto en mi problema;
pero, a veces, siento y también lo siento, cuando mis versos crean anzuelos
que acercan a todos los marineros el abrazo, tierno y asesino, de las sirenas.

Porque, a veces, siento que el mundo ya no me importa demasiado,
que no puedo remediar mi dolor y el tuyo tampoco puedo apagarlo;
pero hay de amores campos infinitos, así que toma mi mano, verás que resistimos
y mientras quede la esperanza, te aseguro, podremos volver a dibujar nuevos caminos.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 29 de septiembre de 2,017

A una Milla del Dolor

Yo te abrazaré
cuando la tempestad te lastime
y te guiaré
cuando el sueño no aterrice;
ya una vez quise elevarme
por encima de los cielos
y perdí toda la calma, todo el don,
como se pierde, a veces, el alma y la voz,
como se pierde, a veces, de vista el sol.

A mí me abrazarán los seres
que inventamos en los sitios
que llenamos de magia y de alfileres,
en los que el amor fue concebido
como una obra que nació del arte;
una obra de arte de elocuencias y desastres.

Porque las plazas aún gritan mi nombre
y jamás se olvidaron del tuyo,
los cines siguen aburridos
sin devorar despacio el aire
que provocaba excitación a los amantes
que se juraban el amor
a oscuras, a una milla del dolor…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 28 de septiembre de 2,017

Lejos de Ti

Cuando la fe no se acaba
porque nunca se tuvo fe en nada,
cuando una zona neutral nos protege
del dolor que en principio nos mueve.

Cuando la fe no se pierde
porque duerme silente,
cuando una tristeza mece el dolor
que impregna tu soledad interior…

Y cuando fracasa la revolución,
cuando a secas me llueve el corazón,
es cuando comprendo que mis luchas
sin ti no valen de mucho, si tú no me escuchas.

Porque un día domingo quise abrir
la caja de Pandora y sus verdades,
aunque sabía muy bien que eso de existir
jamás me hizo sentir a salvo lejos de ti.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 27 de septiembre de 2,017

Me preguntaron por mi lugar favorito en el mundo y aunque tardé un poco en responder, estuve recordando cada sitio de tu cuerpo que amé y que me amó… A veces decidir no es tan fácil, a veces es suficiente sonreír y guardarse la voz…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 27 de septiembre de 2,017

A tu Luna Inmortal

Hazme feliz,
tanto que sea capaz de verte
como quien mira de frente a su fin
y siente gusto por lo inerte
que pronto en su respiración comenzará a existir.

Hazme feliz,
con tu risa de amapola,
desdibuja un cielo gris
con tu fuego que aprisiona.

Porque sólo tú eres capaz
de cambiar mis manos
por finos poemas de paz
y mis comunicados
por verdades de dulce cantar.

Porque sólo tú eres capaz
de cambiar mis labios
por finos presentes de honestidad
y mis naufragios
por un abrazo a tu luna inmortal…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 26 de septiembre de 2,017

Caminos Necesarios

De cristal, frágil,
como una mirada al alhelí;
de esmeril, arte,
como un beso que nunca recobraste.

Y recostar mi beso en tus labios
sería incendio provocado
por una extraña admiración
que siento por lo que fabricas con tu don.

Te escribiría el amor en los párpados,
para que tu fragilidad tuviera
algo mucho más especial entre los labios…

Te escribiría el ardor entre las manos
para que dejes de escribir, nunca,
por todos los caminos necesarios…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 25 de septiembre de 2,017

El Dios del Lamento

Después de cenar
el Dios del lamento
dejó de llorar,
sintióse contento;
y quiso volver a entrar
en el más allá
con su traje
canalla de sueños…

Y quiso más
pero al final
su purpurea
línea horizontal
soltó sus dos manos,
cayó en los tejados
del más triste hogar.

Sintió el final.

Porque aquella pobreza
era tan ajena
del resto del mundo
y del dulce mirar
de otros dioses profundos
que siempre callaban
cuando el mundo se empezaba a quebrar…

Sintió su final.

Y quiso más
pero al final
su purpurea
herida mortal
comenzó a sangrar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 24 de septiembre de 2,017

El Milagro que Ya te Sucedió

Haré que lubrique tu amor
el deseo entre tus huesos
y que se enamore tu sexo
de mis más tiernos secretos.

Así verás el sabor de un beso a tiempo
y no a mil años más allá de que acabó;
así sentirás el aroma de un silencio incierto
que te encierra en el milagro que ya te sucedió.

E inmarcesible grabara mi beso
su indeleble tacto de respiración,
fulgurante brillará ese lienzo
que tanta veces hizo nuestro el corazón.

Así verás el sabor de un beso intenso
y no débil como un millón de cabos sueltos;
así sentirás el aroma de un dulce sortilegio
que te encierra en el milagro que ya te acarició…

©®Messieral  |messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de septiembre de 2,017

Sueño Desnudo

Si vamos a hablar de intensidad
en mis sueños aún te desvisto,
si voy a decirlo con total honestidad
de tu sonrisa aún no desisto…

Y todos los días vuelve a ser junio,
con ese lago y esos besos que nos dimos;
y cada día vuelve a ser fortunio
recordar el paraíso en que estuvimos.

Si vamos a hablar de amor
preferiré susurrar a tu oído
que hay cosas de más valor
que lo que se tiene por seguro y no perdido;
y que en el cielo de colores
que te gusta invocar con tu letra
también existen partes grises para soles
que buscan un refugio en su rueca perpetua.

Y yo seguiré aquí esperándote
mientras a ti te sigan jurando que te aman,
hasta un día previo en que decidan abandonarte;
y yo seguiré aquí como los que abrazan
el mismo sueño desnudo sin otra intención que el de abrigarle.

Si vamos a hablar a quemarropa
cierra los ojos porque voy a besarte,
si vamos a hablar de arte
comienza, ahora mismo, a quitarte la ropa…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de septiembre de 2,017

Vestida de Revolución

Por la forma en que me gustas
yo diría que las excepciones,
a las reglas más absurdas,
siempre tienen labios de jueves;
como ese en que naciste
para hacer arder un mundo
que de secretos sabe vestirse
y guardar su frío entre los muros.

Por la forma en que me gustas
se que nada se compara a la razón
de adorarte con las fuerzas justas
cuando te despiertas y te vistes de revolución.

Porque tu boca y tus manos,
tu pelo y andamios;
tus rosas y espinas,
tus luchas, las mías
tienen un sitio común
en el que convergen
con la antesala de un alud;
y si no es amor entonces no es nada
este sentimiento que se crece en su virtud.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 22 de septiembre de 2,017