Ocaso

Yo no tengo miedo a estar solo,
porque solo fue que escribí
tu nombre en los muros del asombro
y solo fue que te dije que sí.

Yo no tengo miedo a estar con otras,
porque con otras fue que aprendí a vivir
en este país de injustas penas
y con otras fue que aprendí a dormir.

Tendré en cuenta lo que me dices ahora
cuando el atardecer deje de traer la noche,
lloraré por tu ausencia si es que una memoria
me pide que de su vestido los botones abroche.

Pero nunca tendré miedo a estar solo
porque solo fue que te seguí
y que te hice el amor hasta el ocaso
la última tarde en que ya no quise saber más de ti.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 29 de octubre de 2,017


GRATIS


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s