Tanto Miedo a Amar

Beso de cristal,
amoniaco o plusvalía;
como lo que ahora nos da igual.

Sarcófago de vivos,
existir sin excitar;
patio yermo a contrapeso
con la misma oscuridad.

Y tantas cosas por decir
enredadas en la inseguridad
que produce sentir,
que produce necesitar.

Preferir morir a luchar,
dejar oculto el suspiro
que más nos sabe representar
y dentro de él tanto vacío.

Suave mineral,
sensibilidad,
mortalidad
y tanto miedo a amar.

Suave eternidad,
culpabilidad,
debilidad
y trampa mortal.

Preferir morir a luchar,
dejar oculto el capricho
que más nos sabe liberar
y dentro de él tanto cinismo.

Suave abandono maternal,
coloquial,
mendicidad
y tanto miedo a amar.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de febrero de 2,018

Anuncios

Indivisible

Conquisto tus labios de miel
y el centro perfecto de tu desnudez
como quien conquista un sueño
de los que anhelan la vida y el duelo,
con un movimiento de luces
que encienden de frente a ti,
de frente al beso perdido
que en tu cuerpo navega
buscando el puerto perfecto
para el pan y el azúcar
que conforman tu arrebato plural.

Conquisto tu amor y tu sed
como quien conquista el éter
revolucionario de tu clandestina piel,
éter que recubre lo más importante
que atesoro en mi vida, y que atesoraré
en todas y cada una de las que vendrán después.

Este es un poema de amor
y no un himno a tu dolor,
porque mi palabra precisa
se desboca y pernocta en la sílaba
que siempre aparece de más;
este es un poema de amor
y no una oda a tu corazón,
porque mi palabra eterniza
pero se olvida a sí misma
con el fin de aprender a volar…

Más allá de la vida y la muerte,
de nuestra cercanía o distancia;
el amor seguirá indivisible
con su inevitable caricia silente.

Por siempre.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 22 de febrero de 2,018

Furor

Ni el silencio,
ni la voz,
ni la sangre reseca;
en papeles de unicornios
mal teñidos respondí
que aquella enfermedad
se parecía tanto a un vicio
del que no descansaría en paz
hasta recomenzar su ciclo…

Y en oscuras tardes
sin ir de tu mano
aprendí a memorizar
cada rostro afligido,
lloré de rabia al pensar
en tus muslos tibios
tan lejanos a mi libertad;
y a sus ritos.

Quiero que sepas
y que sepan los motivos
que te han llevado a odiarme
que la luz no es un destino,
es en sí misma un camino,
pero a mí me tocó la oscuridad,
esa que asusta a tus párpados
y a tus seres más queridos
cuando el sol seduce la herida
y la hace arder con tal furor
que incluso la muerte pierde la vida…

Ni el silencio,
ni el amor,
ni la hermosa entrepierna;
en sudores anteriores prometí
que nuestra terquedad
se parecía tanto a un siglo
del que no quería escapar
hasta necesitar tus juicios.

Pero a mí me tocó la oscuridad,
esa que asombra a tus pétalos
y a tus sitios preferidos
cuando el morbo seduce avenidas
y las hace arder con tal furor
que incluso la muerte pierde la vida…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 21 de febrero de 2,018

Si Te Olvido Porque Sí…

Hay tanta ciudad en mis arterias,
tanto buen gusto en mi inmersión,
un mal amor herido de pena
y dos huellas simbólicas en mi corazón.

Conocí la verdad muy cerca de una mentira,
aún le guardo rencor a la historia de la irrealidad;
conservo un beso guardado para el amor de mi vida
y tres cuartos menguantes de luna aún por saborear.

Pero si te olvido porque sí,
nada tendría sentido,
se esconderían de mí
los nombres de tus sitios;
sería mi fin
sin tu principio…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 21 de febrero de 2,018

La amé tanto, tanto, con todo el amor que supe entender. Tanto, hasta que dejé de amarla por un asunto normal de escasez y de recomenzar. Pero si algo me enseñó, que jamás podré olvidar, fue a amarme a mí mismo sin dejarlo nunca de hacer…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 20 de febrero de 2,018

Cerca de sus Besos

Pelirroja y con licencia
para hacerme tanto bien,
para hacerme tanto mal
y para dejar claro lo que es.

Nigromante sin prudencia,
piernas de orquídea emborrachada
y un juglar a sus espaldas
para hacer mejor el día de la palabra.

Pero ya cerca de sus besos
la historia es otra,
los milagros se inclinan a sus labios
en una asombrosa reverencia;
pero ya cerca de su cuerpo,
la vida es otra,
olvidar se hace imposible para mis manos
y qué decir del recuerdo de su boca.

Fantasiosa y con licencia
para hacerme tanto bien,
para hacerme tanto mal
y para dejar clara la dolencia.

Nigromante sin culpa,
centro de rosas mágicas
y un mensaje a sus espaldas
que anuncia la hora exacta.

Porque ya cerca de sus besos
la historia siempre es otra…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 20 de febrero de 2,018

Imaginario

Todo es imaginario,
cálmate,
nada es tan malo,
nada es tan grande.

Y hay un ángel en tu herida,
relájate,
el mal no dura más vidas
y a veces está bien perder.

No pierdas de vista lo importante,
no te quites del corazón lo que amas,
cálmate,
abraza lo que te hace tan feliz y te ama.

Todo es imaginario,
relájate,
nada es tan malo,
nada es tan grave.

Y hay un ángel en tu sonrisa,
levántate,
el mal no dura más rimas
y a veces está bien llover…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de febrero de 2,018

La trama preciosa de la existencia la entiendo como ese verso que nace en el centro del infinito cuando amo a alguien, cuando no le olvido, cuando le entiendo y le acepto; aunque sea tan complicado… Aunque no nos lo hayan exigido, ni nos hayan acostumbrado. Amar es existencia, existir es amar; y dejar de perder el tiempo en crisis imaginarias y supersticiones innecesarias…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de febrero de 2,018

De un Sentimiento Mayor

Este es un sueño, y como tal, crear en él es necesario,
ya no me importa la supervivencia porque nadie sobrevive;
para mí el dinero siempre ha sido tan sólo eso
y la libertad que necesito en nada se le parece.

Si escribo al amor es porque lo viví un par de veces,
su adjetivo de inmortalidad aún lo pongo en duda,
pero sé de considerar un milagro cuando aparece
porque aquella felicidad pese a todo nos perdura.

Y no hay mucho más que agregar
escapé a tiempo de la universidad,
casi vendo mi alma a un destino
que no deseo ni acompañado del mejor de los vinos.

Y del sexo qué decir, lo querido lo viví,
lo que falta supongo que está por existir,
pero el vacío que la edad va generando
me hace pensar que lo mejor es compartir
ese buenas noches cuando los ojos van cerrando
con un alma que lo merezca recibir;
y ojalá que lo mejor aún esté por venir…

Cantaré a las manos de quien quiera un futuro
un poco más sensato al que nos mal diseñaron;
y ojalá que cuando todo esto termine
pueda volver a abrazar a quienes antes tuvieron que irse…

Y no hay mucho más que agregar
siempre me repugnó la mediocridad,
fui tan feliz y tan triste como pude,
tan amante y tan idiota como quise;
no soy poeta, ni cantante, ni compositor,
ni ser humano, ni tan extraordinario u orador,
ni el nombre que visto, ni el hombre que soy,
soy una parte del infinito de un sentimiento mayor…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 18 de febrero de 2,018