Ausentes

Tanto poder para qué,
si no me haces sentir miedo,
todo ese golpe tan fuerte
y yo aún conservo el aliento.

Ni con todo el espanto has sido capaz
de hacerme perder el rumbo,
pues con algo tan pequeño
como lo más grande de este mundo,
mira que soy capaz de vencer a tu cielo iracundo…

Y ya vendrán por mí
las ánimas de la lluvia
para devolverme al fin
lo que por piedad me cura;
ya vendrán por mí
y te veré con más soltura.

Entonces sabrás que la noche
es una amante que perdona
a los que pecamos de ausentes
cuando nos llora la luna;
entonces sabrás que el derroche
es un amante que disculpa
a los que pecamos de ausentes
cuando nos llora la luna…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 14 de junio de 2,018


 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Descarga tu copia gratuita en formato PDF Interactivo
en el siguiente enlace: https://goo.gl/EAqr6v


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s