El dolor no perdurará, como te quieren hacer creer. Todo tiene un momento, un lugar, después de una temporada siempre habrá otra más; después una estación otra llegará.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 31 de agosto de 2,018

Anuncios

Un Amor Formidable

Un amor formidable;
eres uno de esos amores implacables,
con tus juicios de ternura inigualables
y el silencio que escolta a tus interminables
intenciones que no deciden si irse o quedarse.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 31 de agosto de 2,018

De Todo Aquello Que Se Suponía Debía Ser…

Nadie lo entendería y para qué querría que eso fuera así. Van ya siete años y algunas veces aún pienso que, al despertar, volverás a estar conmigo, con la bendición de tu sonrisa, que tanto atesoro, que tanto recuerdo de nuestro perfecto amor.

Y otra vez es abril,
otra vez un miércoles perfecto;
abrazo eterno de marfil
que acaba solamente con un sí…

Otra vez el rojo de tu blusa
y el tono claro de tu piel,
esa sonrisa en tus labios de Diosa
que besan con total entrega y con desdén.

Otra vez el viento entre los árboles
y nuestro amor recién nacido en el humor
de las bancas de piedra, testigos de aquel nombre
que dimos a la vida, el día veintitrés al perder todo temor.

Escucho la canción, se estrella en ti mi abril, en nuestro propio abril y sabe a tus labios cuando por primera vez yo te sentí; aparece el videoclip, supongo que incluso a Carmilla se le incendia un poco el corazón; nuestro vampírico amor, que tan inmenso fue, días de tantos sueños y conversaciones para aprender a ser feliz…

Así que no te muevas demasiado
pondré cuidado al acercarme a tu cuello;
si fui el mejor de los amantes con todas ellas,
no te preocupes, seré para ti más fiel que todas las siluetas
que tejen las historias que escucho de tu boca;
si me haces inmortal adhiéreme a todas tus cosas.

Porque no hay lugar más bello,
ni sitio en el que sentirme más seguro
que entre las palmas de tus manos
tan lejanas de todo lo mundano y de lo absurdo.

Y el llanto de tus ojos
que brote en alimento,
que me ayude a comprender
que cuidarte es menester,
para el poeta que soy y que te escribe
canciones por las noches;
que al hacer de cantante
te canta sólo a ti y a cada segundo que sanaste.

Salvándonos la vida, rescatándonos de todo aquello que se suponía debía ser…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 23 de abril de 2,018

El Alivio en mis Manos

Pondrás el alivio en mis manos,
de la misma manera en la que pones
la felicidad de moda cuando atraviesas mi puerta
y dejas las calles vacías de tu belleza.

Abrirás el cerrojo que en mi pecho
ha impedido a todas las demás acceder,
serás el nuevo sentido de una vida
que, al final de cuentas, jamás ha estado lista para retroceder.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 31 de agosto de 2,018

Si el poema más bello del mundo no basta para salvarte, siempre habrá una canción o el recuerdo de aquellas tardes, en las que no faltaba nada para sentir que la vida tenía un sentido, por demás, insuperable…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 31 de agosto de 2,018

Primer Encuentro

Han pasado seis años
y yo aún pienso en silencio
en el itinerario de nuestros besos,
en esa historia que guardamos como a un tesoro nuestro.

Y aunque hemos cometido los errores
que se supone nos comete a todos la edad,
sé que aún nos queremos como en aquel primer momento,
como en aquel primer encuentro mágico y tan poco discreto…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 31 de agosto de 2,018

Mi temeraria fantasía eres tú, los gramos de piel, con los que aún soy capaz de sentir, están grabados con la estrella de tu nombre… Y nuestros destinos con un abril que se nos empieza a adherir…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de agosto de 2,018

Exclusiva e Inmortal

No dejo de pensar en ti,
no dejo de recordar
las tardes de los jueves y existir,
las tardes de los martes y tu andar.

Fue mi mano tomando la tuya
y esa sensación exclusiva e inmortal;
fue mi boca besando la tuya
y esa sensación perfeccionista sin igual…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de agosto de 2,018

Quiero Verte Otra Vez

Quiero verte otra vez
pero detenidamente;
el tiempo no ha sido bueno conmigo
y ahora aparece tu retrato ausente,
en cada plaza y en cada signo,
que se desprende de mi alma ambivalente.

Quiero verte otra vez
pero detenidamente;
el tiempo nunca fue mi fiel amigo
y ahora aparece tu tacto ausente,
en cada playa y en cada domingo,
que asesina lentamente a mi corazón latente.

Quiero verte otra vez,
pero detenidamente;
quiero verte otra vez
pero hacerlo para siempre…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de agosto de 2,018

A Salvo el Instinto

Tienes tanta sangre en las venas
que el mínimo cambio de planes
es capaz de sacar lo peor de ti.

Tienes tanta sangre en las venas
que el mínimo aroma a derrota
te enerva el sentido y las horas.

Y no quieres ser mejor que tú mismo,
te basta mantener a salvo el instinto…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de agosto de 2,018 

Con Suficiente Honor

No hay verso mejor
que el que da la paz
en el reino de la canción.

Y sangrar lentamente
en la tierra del dolor
para expresar lo importante
con suficiente honor.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de agosto de 2,018

Cuando Hablo de Ti

Cuando hablo de ti
nunca digo tu nombre;
no vaya a ser que una lágrima
mi alma, al fin, desboque
o que una sonrisa demasiado evidente
anuncie que aún te espero por las noches…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 30 de agosto de 2,018

Reflexión | La Vida y la Muerte

La vida y la muerte son amigas bastante parecidas, a las dos las conozco… Lo más importante para ambas es resurgir…

Finalmente, todo acabó por derrumbarse. El mismo argumento, el mismo sueño y la misma excusa no fueron suficientes para distintos tiempos; porque el tiempo cambia, porque su mutación es necesaria y su lección inesquivable.

Finalmente, el sol acabó por ocultarse. El futuro se volvió incierto y la pieza idónea que completaba el puzzle se extravió. Así quizás sea el destino y día a día estamos buscando esa pieza que encaje y que logre dar respuesta a nuestro acertijo. Y así será hasta el último día de nuestras vidas porque esa última pieza no existe, al menos, no en esta vida.

A quince días de iniciado este año, una de las vidas que más llegué a amar culminó frente a mí, entre mis manos. Y a pesar de ese dolor tan fuerte, de esa ausencia tan inconmensurable, todas esas respuestas que necesité jamás se aproximaron.

Las verdades que sí se aproximaron fueron las desagradables, las que hablan del tiempo perdido, del amor desperdiciado y del aburrimiento que aloja en su vientre la soledad…

Y desfilaron frente a mí mis ángeles, mis amores y amoríos antiguos, mis sueños perdidos, mis buenos tiempos admirándome con cierta mirada auxiliadora; porque a pesar de haberlo perdido todo existe un lugar interno que aún recuerda la forma en la que concretaba todo cuanto alguna vez me propuse.

La vida y la muerte son amigas bastante parecidas, a las dos las conozco… Lo más importante para ambas es resurgir…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 2 de febrero de 2,018