Quise desintegrarme al pie de la hermosura de tus átomos y fundirme en su candor para ser uno mismo con tu voz… Pero el tiempo fue cruzando una a una las fronteras de la impaciente cercanía; y hoy no quedan átomos, ni hermosura, ni tampoco yo…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 3 de agosto de 2,018

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s