Perdido

Perdido entre las mareas de mi mala suerte,
aúllo como un náufrago incrustado en la sal;
no es por impresionarte pero son ya varios años
y aquí el tiempo parece que nunca cambiará.

No somos lo que fuimos y, por ende, yo ya no soy feliz,
se enrosca en mi cuello una serpiente y con su rojo carmesí.

Desilusionado entre las mareas de mi mala suerte
aúllo como un beso solitario incrustado en tempestad;
no es por impresionarte pero ya son varios años
y aquí el tiempo parece que no deja de agonizar.

No somos lo que fuimos y, por ende, yo ya no sé de amar,
se enrosca en mi cuello una serpiente que no deja de apretar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 8 de agosto de 2,018

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s