Begier 31

Escucho tu voz,
tan tersa e introvertida,
con la seguridad de tu don
y la realidad un poco herida;
tú no sabes cómo se desprenden
de mi corazón los trocitos de cinta
que le sujetan para no volver
a su estado natural y suicida
cada vez que me pierdo tu tez;
sea quizás por la buena experiencia
que me permito al hablarte de amor
o sea quizás por la poca obediencia
que me permites al verte a color,
ya no estamos para guardar los días
en la carpeta de nunca jamás,
ya no lidiamos con las noches frías
cerca del fuego de la necedad;
pero quiero decirte una cosa
que en realidad no te he dicho en el mar
si tú me faltas, cariño, la noche de un día
el estallido del mundo hablaría mortal;
así que deja tu muelle y deja tu espina
en la rutina del ciclo sin noche de paz,
ya no somos niños pero aún lo entendemos,
aún sabemos la ruta que habrá que alcanzar
y si te escapas conmigo será tan poco el destino
que la fortuna nos puede volver a inventar,
no lo sabremos si el miedo detiene este oleaje
del que nacimos en una fecha especial,
ni lo sabremos si el cielo detiene este viaje
con rumbo prohibido y pinceladas de amor en la eternidad…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 21 de agosto de 2,018

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s