Ella quiso explorar mi alma por dentro y descubrió dos caminos que llevaban por sitios adversos. Descubrió que había tanta bondad como maldad en mí, tanta verdad como tanta mentira; tanta calidez y tanta frialdad, tanta empatía como indiferencia… Y en ese momento lo supo, todo lo que había recibido de mí era, ni más ni menos, que amor. Una elección personal de entregar todo lo bueno, teniendo la capacidad de entregar tanto mal…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 24 de agosto de 2,018

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s