La Rosa Perdida en la Tarde de un Bar

Disfrutar de la mano vacía
y del beso sin pronunciar,
de la más insensible caricia
que alguna vez arrojamos al mar;
y saber que somos capaces de dar
a la paciencia la riqueza que nunca merecerá,
como si fuese oportuno dejar de mirar
la rosa perdida en la tarde de un bar.

Sólo tú y yo lo sabríamos afrontar,
sólo tú y yo lo sabríamos necesitar…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 7 de septiembre de 2,018

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s