Medianoche en la pared de los cuadros de nuestra habitación; rostros limpios de la enferma tristeza social, manos suaves y listas para acariciar; una rosa convertida en pétalos eternos resucitando en la ciudad.

Y una fotografía de los dos, de cuando más jóvenes solíamos pensar un poco en Lot, otro poco en Verne y alguna vez en Foucault.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 20 de septiembre de 2,018

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s