#WritingChallenge | Día 12

ddía12

El amor con defectos de mala intención, de mentira, de engaño, de deslealtad, de descuido, de deshonra, de manipulación, de humillación, de violencia y de ineptitud es cualquier cosa menos amor, por lo tanto en esos casos no existe.

Quizás muchas veces después de descubrir en alguna de nuestras parejas sus engaños, su deslealtad o cualquiera de esos defectos que a mansalva el ser humano comete contra alguien, a quien asegura que ama; y le confrontamos nos va a jurar y a perjurar que nos ama que no estaba pensando fríamente, que no fue su intención herirnos y muchas más mentiras marca A.C.M.E. que en el momento le surjan con tal de salvar el pellejo.

Sin embargo, cualquier tipo de deslealtad a una relación es en realidad una muestra inequívoca de que no era amor lo que sentía esa persona, ni siquiera sabremos jamás si es capaz de llegarlo a sentir. Yo suelo ser muy claro con las personas con quienes llego a tener algún tipo de relación formal o informal y cometo el descaro de anticipar mis intenciones, lo hice desde la adolescencia hasta llegar a mi edad adulta cuando no solía tener parejas fijas, sino más bien parejas ocasionales; y al llegar a mi edad adulta cuando comencé a descubrir la belleza de las relaciones serias. Lo hago hoy en día. Mi situación con el amor actualmente es un poco extraña es como tenerle fe a algo sin tener fe en varios de los factores que pueden conducir a una persona a establecerse con otra en una relación amorosa.

Tengo infinidad de conocidos y conocidas que han aceptado perdonar a sus parejas, porque se auto convencen de que el amor es más grande que cualquier cosa, que el amor todo lo soporta. Y tal afirmación idiota yo no la soporto, porque para mí cualquier tipo de deslealtad representa una ausencia de amor, para mí el amor es o no es. Y no lo digo de forma neurótica porque sí, la verdad llegué a tener relaciones amorosas increíbles de principio a fin, creo en el amor verdadero el que trasciende incluso una ruptura, pero una ruptura no a causa de deslealtad, sino a circunstancias inesperadas en las partes que conforman esa relación.

Sé que el amor verdadero y leal que uno puede llegar a sentir por una persona no va a desaparecer nunca, que no hace falta cometer errores y menos horrores; casi siempre vamos a culpar a los amigos, a las circunstancias, a los traumas de nuestra niñez, cuando en realidad todo es culpa de nuestros propios errores, de las cosas en las que por lo menos un espacio de tiempo tuvimos para decidir si cometer o no.

Que argumento más débil es llenarse de pretextos cuando se falla o cuando se miente y cuando se engaña porque en realidad las cosas siempre se pueden decidir. Y nada es circunstancial, todo es causal gracias a nuestras decisiones y actos.

Nunca le he fallado y nunca he sido desleal con ninguna persona con quien he estado y no pienso serlo nunca, quizás porque entiendo que tener enemistades con personas con quienes has compartido tu energía de una manera tan importante no merece la pena, para mí es mejor crear cordialidad después del amor o después de lo que sea que hayas tenido con alguien, si es que las cosas no pueden seguir.

Tengo un montón de defectos, con lo anterior no quise decir que soy la pareja perfecta porque seguramente más de alguna vendría a desmentirlo; pero de esa calaña de lo peor no soy; me gusta definir las cosas desde el principio, no tener sorpresas y en el momento en el que las cosas ya no funcionan bien, intentar conversarlo, pensar en soluciones y si no las hay o no hay motivación para salvar la relación, pues mejor terminar la relación por lo sano y no llenarse de problemas.

Debo afirmar además que no creo en la verdad absoluta de las cosas, lo que escribo puede leerse e interpretarse muy entretenido o bonito, pero ha de estar lleno de errores porque es mi percepción de la vida, no una verdad totalmente exacta.

Por lo que esta entrada trata de un tema que yo traía muy de cerca y que me sirve ahora para afirmar que la verdad no es verdad, al menos no absoluta. En esta entrada han conocido un poco de mi verdad, pero en realidad la verdad depende de que nosotros mismos somos responsables de darle significado a nuestra existencia y a nuestras vivencias…

Les agradezco mucho por leerme, será hasta la próxima vez…

©®Messieral | messsieral.com
Ciudad de Guatemala 21 de Septiembre de 2,018

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s