Siempre quise conocer su melodía, la que hacía palpitar con tal cadencia el centro de su pecho; cada vez que la veía era silencio y notas bellamente organizadas sobre un invierno. Descubrir aquel sonido no fue acto tan sencillo, una balada triste y un bolero se erguían misteriosos sobre su roto corazón…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 22 de noviembre de 2,018

New-Web-Messieral
Descubre el Nuevo Sitio Web de Messieral: messieralstudio.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s