En el borde del paisaje más hermoso que en mi vida conocí; no podrían todas las lágrimas reunidas en batallones infinitos, ni las sonrisas desfilando lentamente y con ternura, igualar la grandeza de la belleza de tu acorde infinito en Sol mayor.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 9 de diciembre de 2,018

Anuncios

Este Amor Febril

Ojalá sepas
que vivir y morir
por todo lo que anhelo,
no ha sido sencillo
pero merece toda la pena,
la vida, el honor, el dolor y la acera…

Ojalá entiendas
que sufrir y seguir
por todo lo que sueño
no ha sido sencillo
pero ha merecido toda la idea,
las horas, el beso y la ciencia.

No ha sido fácil,
no ha sido sencillo;
pero este amor febril
no ha disminuido.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 9 de diciembre de 2,018

De algún modo ocurrirá, porque algo está cambiando, algo no permanecerá y es momento del derrumbe. Pero no todas son malas noticias, siempre preferí la incertidumbre al continuar.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 9 de diciembre de 2,018

Estacionaria Nocturna

Allí donde el último grito se suele instalar,
en el momento preciso del rito;
donde las sombras no saben nada de callar,
donde se entierra el aullido.

Como un paso en falso, como una avalancha oscura,
como un peso muerto, como nuestra estacionaria nocturna;
así se comete el crimen mejor, así se termina la espera,
así se comete el dulce dolor, así se comienza la guerra.

No estábamos tan solos, era tan sólo una idea,
no estábamos tan rotos, era tan sólo una prueba;
y ahora no sé qué más decir, sin que nada nos venza,
y ahora no sé qué más permitir, sin que nada nos hiera…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 9 de diciembre de 2,018

Amo tanto la vida, la música, la poesía y el arte en general; que volvería a dejar todo lo que he dejado, a lo largo de los últimos años, con el fin de hacer lo que amo.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 9 de diciembre de 2,018

Ojalá que todas las miradas del mundo pudieran ver y sentir todo lo que en esta vida a mí se me permitió. Ojalá que todas las almas se conmovieran, como la mía, frente a un astro sin color.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 9 de diciembre de 2,018

Pasé toda mi vida con la sensación de que tan sólo viviría 28 años; a un día de cumplir 29 aún no me fío de mi suerte porque la salud me ha abandonado y muchas cosas extrañas ocurren a mi alrededor. Sin embargo, espero seguir aquí mañana después de las cinco de la tarde.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 9 de diciembre de 2,018

Yo no esperaba nada de la vida y la vida me dio todo, no lo noté en ese momento y quise más, mucho más… Tuvieron que pasar demasiados años para darme cuenta de que todo lo tenía y que perdí tiempo importante por no saberlo aprovechar.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 9 de diciembre de 2,018

Que causalidad te atrae a mí, ahora que siento que no quiero a nadie, ahora que nadie me hace feliz. Que causalidad tan grande, sentir que sin serlo ya soy parte de ti…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 8 de diciembre de 2,018

La Mirada de los Bosques

Gritarán con el gemido
insatisfecho las princesas de la nada,
agotadas y sumergidas hasta el beso,
en los mares de la historia no contada.

Y fulgurantes los duendes inmortales
sabrán lo que hay que hacer cuando avancen,
los secretos y los versos inconstantes
de una batalla inagotable e insaciable.

No es un cuento de hadas, pero llora la mirada
de los bosques que consumidos por las llamas
incitan a la naturaleza a iniciar su propia venganza,
porque muerde la matanza y se enraíza como esqueje en nueva planta…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 8 de diciembre de 2,018

A dónde iríamos si no sabemos sobrevivir el uno sin el otro; si no sabemos estar sin nuestros besos, sin nuestros ojos. Si no sabemos malgastar el tiempo libre en antiguos o nuevo antojos; ni nuestros suspiros en otros rostros.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 8 de diciembre de 2,018

Cuando Yo Me Marche

Cuando yo me marche
y no quede más tiempo,
cuando ya no puedas ignorarme
o jugar al amor sin comienzo;
sabrás entender que es diferente
lo que en ocasiones es correcto
de lo que siempre es consecuente.

Cuando yo me marche
y sólo quede silencio,
cuando ya no puedas lastimarme
o jugar al dolor entre sueños;
sabrás entender que es diferente
lo que en ocasiones es correcto
de lo que siempre es consecuente.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 8 de diciembre de 2,018