Cuando los cielos comiencen a hablar, yo no tendré miedo porque me he acostumbrado ya a la verdad; alzaré el rostro cuanto me sea posible para aceptar que viví con modesta felicidad, que me hace bien no olvidar las constantes que me guían a un último acorde satisfactorio y final.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 5 de diciembre de 2,018

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s