La Sombra del Dolor

Esta explosión constante
que le ocurre a mis sentidos,
estas ganas de no aburrirme
y, a la vez, de tantos subterfugios.

No me digas que no les comprendes,
es demasiado lógico saberlo;
no te ha herido la vida y la muerte,
como a mí, con su verso siniestro.

Y no siento más culpa insolente
porque no ha estado a mi altura el terror
que resguarda a mi norte inconsciente
bajo la tortura del tic tac de un reloj…

Así que abro mi pecho y mi sangre
para que dentro puedas ver la sombra del dolor,
cual ciudad derruida e insignificante
así queda el mismo universo en mi interior…

No me digas que no lo comprendes,
es demasiado lógico saberlo;
no te ha herido la vida y diciembre
como a mí con su aroma perverso.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 24 de enero de 2,019

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s