Ahora que arrojas la piedra y escondes la mano; ahora que arrojas la primera piedra en pos de una causa perdida, e indiscreta, que guarda secretos tuyos que deseas que nadie sepa… Que lástima me das, cuánta lástima me das…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 19 de enero de 2,019

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s