Siempre agradeceré a la vida el regalo precioso de que mis letras lleguen a conectar con el alma de mis lectores.

Y mucho más cuando eso me ocurre con alguna persona que quiero, alguien a quien sirva de algo lo que siento y plasmo en palabras.

Algo así me ha ocurrido hace unos días y me ha ayudado a comprender muchísimas cosas.

Este dos mil diecinueve ha iniciado de formas conmovedoras que atesoraré siempre.

Y hasta que aguante el corazón aquí estaré escribiendo.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 24 de enero de 2,019

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s