Escapó tan deprisa de aquel lugar, en el que su mentira quedó en evidencia, y faltó con indecencia por última vez a su verdad. Tan de prisa que no hubo tiempo para reconocer el rostro de cada una de sus lágrimas o el húmedo rastro que en su rostro dejó la sal…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 27 de enero de 2,019

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s