Frente al espejo te cantabas las canciones más hermosas, frente al espejo tú me hacías el amor; con tu pálida silueta que envolvía mis antojos, como envuelve al universo la medida justa de locura.

Frente al espejo con tus femeninas formas me enseñabas a aprender, porque siempre hay algo que aprender y algo a lo que dejar de temer; y ya no temo tu ausencia pero aún aprendo tu silueta, como eterno manto de amor sin cura.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 4 de febrero de 2,019


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s