Esta Pena

El día que dejé de decir tu nombre en mi poesía
fue el día en que fallecí en un oxímoron sin fuerzas;
aún no consigo explicarme qué tanto se invoca en el duelo
que deja de aceptar la pérdida de lo más querido y sincero.

El día que dejé de decir tu nombre en mi poesía
fue el día en que comprendí que sólo lo importante merece esta pena…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 5 de febrero de 2,019

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s