Rocío

Veíamos el rocío caer desde las flores,
minutos después del amanecer,
y nos bastaba el de tu nombre
para, entre la niebla, sentirnos la piel.

Era el amor el que hacía mejor el paisaje,
en el que el temblor existía sin ley;
y era la luz mi exclusivo lenguaje
que afortunadamente sólo tú sabías comprender.

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 20 de marzo de 2,019


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s