El Milagro de las Once y Once

Siempre te encontrabas
en tu hora mágica,
tan esperanzada
de que las cosas mejoraran;
ha pasado el tiempo y nuestras almas,
que ahora errantes viven separadas,
a penas viven del recuerdo de la cama
en la que compartimos mar y plata
con cada nueva acrobacia
descubierta sin temor a erratas…

El milagro de las once y once
no apareció y no aparece;
a lo mejor ahora consiste
en sobrevivir sin temor ni desquite
después de rozar el cielo que perdiste
y que perdí en el justo momento que gané:
al desvestirte…

©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 15 de abril de 2,019


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s