Princesas de Tela Rasgada

Magia despierta
en la ciudad de la rosa clandestina,
princesas de tela rasgada
en mis subterfugios de puertas prohibidas.

Música sin aceras,
alas de cuervo en plena caída;
difícil es el sueño del poema
cuando le abarca la misma pesadilla.

Difícil es el trabajo de un beso suicida
cuando termina la tarde y empieza la ruina…


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s