Nuestras Horas Muertas

Se ha quitado la ropa
sin que yo se lo pidiera,
se ha limpiado de toda niebla
y ahora no me olvida como quisiera.

Se ha incendiado del alma
sin que yo amaneciera
y se ha guardado las armas,
tiempo después, debajo de su falda agorera.

Y yo anuncio como quien pregona
el fin del mundo en un día de canícula,
su pronto regreso en las rodillas de la historia
a mi hermoso y provocativo teorema.

Como quien pregona y anuncia
el fin del mundo en una tarde de lluvia,
en la que ella desea tenerme muy cerca;
a sabiendas de que no vuelven a los relojes nuestras horas muertas.


©®Messieral | messieral.com
Ciudad de Guatemala 24 de enero de 2,019

Anuncios

Se ha incendiado del alma sin que yo amaneciera y se ha guardado las armas, tiempo después, debajo de su falda agorera. [Nuestras Horas Muertas por Messieral]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s