Vida Sorpresiva | Parte II

Siempre me he sentido cómodo con el cansancio físico. Sentir que he llevado mi cuerpo al límite siempre ha sido un sinónimo de satisfacción para mí.

Y aunque en esta ocasión no se trate de razones deportivas, eróticas ni de jornadas maratónica de escritura; la satisfacción del deber cumplido me relaja.

Sobrevivir a una jornada tan complicada y no perder, por completo, la cordura es bastante reconfortante…

Anuncios

“Nada ha sido sencillo, no lo ha sido estar vivo…”.

MESSIERAL

Anuncios

Nota del Autor

Muchas gracias por leer esta entrada, te invito a acompañarme, además, en mis redes sociales dando clic en los enlaces
a continuación. Muchas gracias por estar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s