Dos Mil Veinte

Extender nuevamente las manos
hacia el más puro de los infinitos
y recibir todos los prodigios;
que eran sólo míos desde el principio.

Extender las manos y entregarme a los instintos
más básicos de este acto de estar vivo.

Dejar de perder el tiempo,
ser y estar ahora que respiro.

Dejar de odiar lo imprevisto,
ser y estar ahora que vas conmigo.

Y que dos mil veinte
sea un grato amigo
al que jamás me obligue a olvidar,
al que siempre esté muy agradecido.

  • Dos Mil Veinte

    Poema escrito por Messieral el día 8 de enero del año 2,020.

  • “Extender nuevamente las manos hacia el más puro de los infinitos y recibir todos los prodigios que eran sólo míos desde el principio”.

Anuncios
¿Ya escuchaste el último mensaje de messieral para la década que acabó?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s