Vals de Honor

Bajo la luz de luna
de un dieciocho de diciembre
volvería a desposarme con tus labios;
siempre queda un viento del sur
capaz de guiarme a ese nido,
a ese claro de luna, a ese vals de honor…

Siempre queda un viento del sur
capaz de guiarme a ese ritmo,
a ese canto que acuna
mi más cristalino resquemor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s