Amor Muerto

Tú no tienes la culpa de tu rostro tan serio,
de tu poca sonrísa, de tu ángel de averno;
tú no tienes la culpa de tu falso secreto,
de tu infamia ciñendote el ceño…

Tú no tienes la culpa de tu llanto en silencio,
de tu excesiva prisa, de tu pudor indiscreto;
tú no tienes la culpa de tu iracundo momento,
de tu rabia escondida, de tu niño hecho un viejo.

Tú no tiens la culpa de tus malos momentos,
tú no tienes la culpa de esperar amor muerto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s