Ciénaga

Explicar por explicar,
cuando no tengo nada que contarte;
sin alardear por alardear,
jamás jugué a ser otro personaje.

Y ahora que la ciénaga labra la última morada
del amor que no sentí, al menos no por ti;
quizás aún haga falta recordarle a tus coartadas
que dar explicaciones nunca ha sido mi fin.

Somos de sitios entre los que la distancia
se hace infinita cuando nos vamos a dormir;
en ocasiones, los fracasos y las infamias
comienzan justo antes de mentir.

Y ahora que la ciénaga labra la última morada
del amor que no sentí, al menos no por ti;
quizás aún haga falta recordarle a tus palabras
que negar bajas pasiones nunca ha sido mi fin.

Explicar por explicar,
cuando no tengo nada que contarte;
sin terminar por terminar,
jamás jugué a ser otro personaje.

¡ACOMPÁÑAME EN TODAS MIS REDES SOCIALES!


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s