Nuestro Juego

Mordías un poco más tu labio,
conociste a detalle mis pecados;
era parte de nuestro juego,
de nuestro anhelado teatro…

Y nos amamos, vaya si nos amamos;
quizás perdure en mí el recuerdo
hasta el día en que durmamos
el mismo sueño eterno tras los años.

Quizás perdure en mí el momento
hasta el día en que durmamos
el mismo sueño eterno sin dudarlo.

Porque nos amamos, vaya si nos amamos…

MESSIERAL



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s