Pecado Original

Intentaba sanar
su pecado original;
yo le enseñé a pecar
sin nada que fingir,
sin nada que guardar…

Y fuimos el más adorable de los caos,
en el centro de un infierno de luminol;
nuestra evidencia no nos exhibió a los daños
que nos hicimos al ocultarnos del sol.

Intentaba sanar
su pecado singular;
yo le enseñé a pecar,
sin nada que cohibir,
sin nada que ocultar.

MESSIERAL



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s