Dos Cafés

Dos cafés que me revientan
los deseos de vivir,
una gota de veneno
entre mis huesos;
es la herencia que añadiste
a mi epicentro…

Un sólo té que me devuelve
a las ganas de existir,
el frágil vuelo,
mi único acierto;
esa es toda la fuerza que añadiste
al desencuentro.

Dos cafés que me revientan
estas ganas de seguir…

MESSIERAL



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s