A los Miedos de tu Adultez

Desde donde nace la nota más profunda de mi voz,
desde allí me escucharás volver, una y otra vez,
para recordarte que no tienes un alma en calma;
que hace tiempo que ocultas algo atroz…

Y tendrás un poco de ganas, pero muchos más miedos,
muchos más temblores en el alma cada vez;
yo seré como tu sombra, como tu respiración agitada
cuando la culpa no se aleje de tu tersa piel.

No me iré porque aún no es el momento,
no me iré porque aún no está del todo transparente
la piel que recubre a los miedos de tu adultez.

MESSIERAL



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s