Supererogatoria

Que fácil pasa desapercibida la tristeza,
la depresión y la pena
por debajo de la mirada de un hombre sin alma;
de un hombre sin corazón que con perversiones
intenta acallar los gritos intensos de su impaciencia.

Qué fácil pasa desapercibida la tristeza
por debajo de la supererogatoria de un poeta.

MESSIERAL



Anuncios

Un comentario sobre “Supererogatoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s