La escuchaba pedirme un beso, un abrazo, una ilusión; mientras me sanaba de los malos tiempos, del hambre de arte y de la insatisfacción.

Sabíamos cada tarde que, al buscarnos, estaríamos para lo que hiciera falta; era mi mejor amiga de entonces y aunque ahora no sé a donde fue, la llevaré siempre en el corazón…

MESSIERAL



Anuncios

3 comentarios sobre “Siempre en el Corazón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s