Sé que no habría un alma capaz de soportar durante tantos años lo que causas; sé que la mía no es la excepción.

Y todo lo que siento son ganas de irme, de dejarte con tu amor de utilería y con tus manos frías destrozando una vida que, por fin, no sea la mía….

Sé que mi alma no es capaz, que este dolor me va a matar y que, quizás, ha llegado el momento de escapar.

MESSIERAL



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s