Éramos tan Jóvenes

Éramos tan jóvenes que nada dolía,
todo nos parecía inhóspito e irreal;
no nos escondíamos de la mediocridad,
el peligro simple era un mapa conceptual.

Éramos tan jóvenes que tan sólo sucedía
lo que nos importaba, dulcemente, en realidad;
nos nos afligíamos por la necesidad,
excepto si se trataba de besarnos un poco más.

Éramos tan jóvenes que nada dolía,
todo nos parecía explícito y sexual;
nos nos escondíamos de la casualidad,
el peligro intenso era un dulce descansar.

MESSIERAL



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s