El Mismo Momento

Quizás fue el día que te conocí
o el de nuestro primer beso,
quizás fue el día que te desvestí
o el de nuestro penúltimo anhelo;
quizás siempre fue el mismo momento
repetido insistentemente hasta la saciedad,
hasta no poder ni un poco más,
hasta no saber qué hacer, hasta naufragar…

Quizás fue el día que te vi
o el de nuestro dulce comienzo,
quizás fue el día que te protegía
o el de nuestro penúltimo infierno;
quizás siempre fue el mismo momento
repetido insistentemente hasta la soledad,
hasta no entender ya nada más,
hasta no saber qué hacer, hasta dinamitar.

MESSIERAL



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s