Zarpar

Zarpar con las velas rotas y con un nombre erróneo en la popa de la embarcación,
no fue tan sólo la peor idea, sino además la peor contradicción.

Zarpar con el alma rota y con las huellas dactilares erróneas en el corazón,
no fue tan sólo la peor idea, sino además la peor deshabituación.

Zarpar con una, amando a otra con fascinación,
no es tan sólo la peor idea, sino además la más humillante forma de autodestrucción…

MESSIERAL



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s